Viernes, 12 de Julio de 2024

Piden prisión preventiva para el jefe de Sanidad de la cárcel de Batán

La causa que investiga los abusos sexuales en el área de Sanidad de la cárcel de Batán ha avanzado con la solicitud de prisión preventiva para el jefe de Sanidad y principal acusado, presentada por la fiscal Florencia Salas. Además, se espera la declaración de dos personas más, acusadas de encubrir los abusos contra internos vulnerables, intercambiando drogas por favores sexuales.

21-06-2024



En el caso contra Juan Carlos Salas, ex jefe de Sanidad, acusado de abuso sexual gravemente ultrajante y abuso sexual con acceso carnal, la fiscal pidió al Juzgado de Garantías N°1 que dicte prisión preventiva para evitar que interfiera con la investigación.

Se espera que también sean llamados a declarar José Pedroche, jefe de Asistencia y Tratamiento de la Unidad Penal N° 15 de Batán, y Daniel Medina, subdirector, acusados de encubrimiento. Fuentes indican que se les tomará declaración y se abrirá una causa paralela para no entorpecer la investigación principal, ya que no se descarta la implicación de más funcionarios.

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) afirmó que los imputados estaban al tanto de los abusos y no los denunciaron, además de que estos actos estaban "naturalizados".

Según reporta el sitio de noticias Qué Digital, la investigación, iniciada en abril, llevó a la detención de Juan Carlos Salas el 23 de mayo y al decomiso de varios elementos de interés en el Complejo Penitenciario de Batán. La principal hipótesis es que Salas intercambiaba pastillas o drogas por favores sexuales, aprovechándose de la vulnerabilidad de las víctimas debido a su posición de poder y la dependencia que creaba.

La investigación reveló que Salas "captaba" a jóvenes de un programa para "jóvenes adultos" de 18 a 21 años (ampliable hasta 25), utilizando una sala del área de Sanidad no en uso, cercana a su sector de trabajo, y también a otros internos que acudían al área de Sanidad. Salas tenía acceso a los legajos personales y psicológicos de los internos, utilizando esta información para explotarlos. Además de pastillas, les suministraba cocaína o marihuana, ingresadas al penal por familiares de los internos y ocultas en paquetes de yerba. (InfoGEI)
Regresar