Miércoles, 28 de Febrero de 2024

Milei analiza cambios de gabinete tras la derrota en Diputados

Los apuntados son los funcionarios que responden a los gobernadores a los que el presidente responsabiliza por los votos en contra. Los cordobeses al frente de ANSES, Transporte y Banco Nación y la salteña al frente de energía, están en la mira.

07-02-2024



(Ámbito) La caída de la ley ómnibus marca una bisagra en el gobierno de Javier Milei. El Presidente no es un político tradicional y su reacción a futuro asoma más grave que el traspié legislativo sufrido en la Cámara de Diputados. Desde Israel, el jefe de Estado vinculó a los gobernadores con delitos como el narcotráfico y la trata de personas. Llamó bestias a los legisladores y publicó una lista negra con los nombres de los diputados que votaron en contra de la ley ómnibus a quienes definió como traidores.

El Gabinete presidencial transita horas críticas. Anoche se mencionaba la inminente eyección del gobierno de los funcionarios del peronismo cordobés que ocupan cargos al frente de la ANSES, como Osvaldo Giordano, en la Secretaría de Transporte, como Franco Mogetta, y en la presidencia del Banco Nación como Daniel Tillard. Es que los diputados de ese sector votaron en contra en particular varios incisos relacionados con la base de las facultades delegadas al Presidente.

Pero la purga de funcionarios podría llevar el escarmiento también hasta Salta teniendo en cuenta que los diputados de Gustavo Saenz tampoco acompañaron el proyecto en la votación en particular. Por eso esta mañana también estaba en duda la continuidad de Flavia Royon al frente de la Secretaria de Energía.

La furia presidencial alcanza también al Ministro del Interior, Guillermo Francos, quien pese a la tensión latente con el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, mantiene en agenda su viaje a Roma para sumarse este viernes a la comitiva presidencial que irá al Vaticano. La crisis interna se extiende además a Diputados donde Martin Menem no logró aceitar la técnica legislativa para blindar acuerdos con los bloques dialoguistas.

El jefe de bloque, Oscar Zago, está enfrentado a Menem pero a su vez es cuestionado por varios diputados de la bancada de La Libertad Avanza. Marginados de las negociaciones por el dictamen y de la toma de decisiones, los diputados libertarios se enteraron en el recinto que se levantaba la sesión a partir de la consulta de un periodista.

El único apoyo explícito que tuvo Milei luego de la derrota por la ley ómnibus fue de Mauricio Macri. El ex presidente que calificó a La Libertad Avanza como una organización fácilmente infiltrable está listo para desembarcar con hombres propios en el gobierno en caso de que el Presidente lo necesite.

La votación por la ley ómnibus entró en crisis cuando un sector de la UCR, la Coalición Cívica, y casi la totalidad del bloque de Miguel Pichetto votaron en contra de los incisos que hacen operativa la delegación de facultades. En ese momento, y antes de pasar al capítulo de privatizaciones, Santiago Caputo ejecutó la orden de Milei de devolver el proyecto a comisión. Una torpeza legislativa y política que ni Menem ni Zago lograron evitar ya que podrían haber llamado a un cuarto intermedio para seguir negociando y ahorrarle así a la Casa Rosada una derrota a cielo abierto en el proyecto más importante del Poder Ejecutivo Nacional.

Milei logró ponerse en contra a Unión por la Patria pero también a diputados de la UCR, a la Coalición Cívica y a la liga de Gobernadores con quienes decidió romper relaciones. No fue el fantasma. del kirchnerismo sino casi todos la Cámara de Diputados los que aportaron votos para vaciar las facultades delegadas que habían aprobado en el artículo 3. Solo el PRO de Cristian Ritondo acompañó de manera monolítica a Milei en el recinto. La ley omnibus no volvería a tratarse en el Congreso y más allá de una eventual consulta popular sin carácter vinculante, es un interrogante cómo hará la Casa Rosada para restablecer el vínculo con el Congreso y con los gobernadores.

Un tiro en el pie a la gobernabilidad que no logró evitarse ni siquiera con la presencia de Francos ayer en Diputados ofertando la posibilidad de coparticipar el impuesto al cheque con las provincias o reabriendo el debate sobre la fórmula jubilatoria. Los gobernadores y que queda de Juntos por el Cambio exhibieron autonomía y poder de fuego no solo frente a la Casa Rosada sino también a Mauricio Macri. El liderazgo del ex Presidente viene en picada. Se le reveló Patricia Bullrich con su desembarco unilateral en el gabinete, perdió las elecciones en Boca Jrs. y Javier Milei lo marginó del armado de su gobierno. Ahora los mandatarios opositores no peronistas muestran que no reportan más a Macri y que tiene margen propio de acción.

Regresar