Sábado, 18 de Septiembre de 2021

Fuerte reclamo de "montañas libres"

La Federación Andinistas Argentinos planteó a las autoridades de Parques Nacionales su rechazo a la obligación de contratar guías para ascender al volcán Lanín así como la intención de que los montañistas deban tener "rastreo satelital on line".

02-03-2021



En una carta dirigida a las autoridades del Parque Nacional Lanín y a la Administración de Parques Nacionales, la Federación Andinistas Argentinos expresó su rechazo a la obligación de contratar guías recientemente impuesta en el Lanín.
También se puso a disposición de las autoridades "para generar acciones positivas y de Fomento del Montañismo y no de restricción del mismo".

La mercantilización de los espacios naturales históricamente reservados a la recreación y el deporte en la montaña ha crecido amparándose en supuestas medidas de seguridad pero termina siendo en la práctica un avance de las empresas que brindan servicios y que de alguna manera logran el aval de las áreas estatales responsables de resguardar el normal funcionamiento de esos sitios.

Hubo, en lo que va del año, varios intentos incluso en las sierras de Córdoba y ahora es un hecho en el Volcán Lanín, Neuquén, donde se impuso de manera obligatoria la contratación de guías para concretar el ascenso a su cumbre, algo que las propias asociaciones de guías rechazan de plano porque atenta contra el espíritu de "montañas libres" que defienden quienes practican el montañismo ya sea en su faceta recreativa o deportiva.

La carta enviada por la Federación sostiene plantea la "preocupación y contundente rechazo a la decisión adoptada de obligatoriedad de contratación de guías y que significa un claro perjuicio al montañismo como actividad deportiva y socio-recreativa sin fines de lucro que representamos".

Además, remarca que "esto se suma a otra noticia inquietante que tomó estado público referida a la posible obligación de que los montañistas deban portar "monitoreo satelital on line", una propuesta insólita que nos pretende colocar al mismo nivel que los camiones o colectivos que tienen dispositivos de "rastreo" y algo que no se produce en ninguna otra actividad ni región ya no del Parque sino de la Argentina".

Para la Federación, "estas normas en aplicación y propuestas, de cuestionable constitucionalidad, atentan contra los principios que sostenemos y que se consolidaron en la "Declaración del Montañismo Argentino sobre Proyectos de Legislación" acordada en Los Cocos (Córdoba) en septiembre de 2015".
En esa oportunidad, la Federación sostuvo:

Los montañistas de Argentina creemos que toda legislación que se dicte respecto de nuestra actividad -nacional, provincial o local- debe respetar y seguir los siguientes principios:
1-El montañismo no es turismo.
Se debe diferenciar claramente el montañismo como "actividad deportiva/cultural/científica" de la "actividad turística". Una ley de "turismo activo" NO debe regular el montañismo ni el régimen de las zonas de montaña. Los montañistas amateurs realizan su actividad a través de los clubes y grupos de montaña organizados o en forma particular, en su inmensa mayoría NO lo hacen por medio de agencias de turismo.

2-Libertad para la práctica del montañismo.
No se deben imponer limitaciones para realizar montañismo tales como la obligación de obtener autorizaciones ni contratar guías, en todo caso solamente con "registros meramente informativos" o "avales de organizaciones de montañistas amateurs" (clubes). Se debe reconocer la libertad a decidir a quienes optan por la práctica voluntaria y autónoma del montañismo, en especial que quienes así lo hacen puedan elegir si desean medidas de rescate o no ante circunstancias extremas.

3-Garantizar el acceso a las montañas.
Se debe garantizar plenamente el acceso a las zonas de montaña para lo que proponemos analizar el proyecto elaborado oportunamente para la reforma del código civil.

"Los montañistas argentinos respetan la decisión de emitir legislación vinculada a la actividad turística pero no aceptan que bajo ese rótulo se avance en una actividad ancestral que existe y se ha desarrollado desde mucho antes de inventar el concepto de "turismo activo", remarcaron, al tiempo que aclaran: "Asimismo, si se considera necesaria legislación "específicamente" sobre montañismo, se debe realizar en consulta previa con las organizaciones de montañistas que los representan y congregan".

Los Principios sostenidos en esta Declaración fue avalada por medio centenar de organizaciones de montañismo de 18 provincias argentinas.
Desde la Federación recuerdan también: "en nuestro Estatuto Social poseemos como objetivos:
-Defender, difundir, consolidar y sostener la libertad para la práctica del Montañismo en todo el territorio nacional realizando para ello todas las medidas que fueran oportunas para lograrlo.
-Realizar todas las acciones necesarias para lograr que se garantice el acceso a las regiones de montaña y sus entornos actuando para ello ante organizaciones privadas y públicas, de carácter nacional e internacional, con presentaciones administrativas y judiciales o petición a autoridades".

"A todo ello podemos sumar que existen normas provinciales y municipales e incluso un proyecto nacional de ley con media sanción que consagran todos los principios y valores enunciados y que, en su vigencia, han demostrado ser modelos exitosos que funcionan en armonía para compatibilizar las actividades de los montañistas con las turísticas, las responsabilidades, la propiedad privada y el respeto a ambiente y las reliquias fósiles y arqueológicas. Esos son los modelos a seguir y no generar normas que sólo traerán conflictos, planteos judiciales e incluso la asunción de responsabilidades jurídicas por parte de las autoridades cuando no puedan dar cabal cumplimiento a lo que se propone por la sencilla razón de la imposibilidad fáctica de hacerlo ya que se trata de espacios naturales y, como tales, indomables por parte del ser humano", recalcan y agregan: "además la propia UNESCO ha establecido en el 2019 la designación del Montañismo como "Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad" y en tal carácter su fomento es lo que debería primar y no su restricción".

Ante todo esto, los andinistas apelan a la revisión y rectificación de las medidas adoptadas "en forma inmediata".

"Nuestra Federación Andinistas Argentinos y sus treinta organizaciones de montañismo miembros estamos a disposición para colaborar en un enfoque pro-activo en el desarrollo del montañismo y también elevaremos nuestra voz y realizaremos lo que sea necesario para indicar públicamente toda norma prohibitiva respecto de la práctica de nuestra actividad, en coherencia con lo que sostenemos desde hace muchos años", remarcaron.

La Federación se compone con miembros de 13 Provincias Argentinas y con gran riqueza de diversidad entre sus integrantes y se pone a disposición para el asesoramiento, orientación y colaboración de cara a toda norma que se dicte, para que contemple los diversos intereses pero respetando los principios y valores que sostienen, que no son ni más ni menos que los que sostiene el montañismo argentino en su conjunto.


Regresar