Sábado, 22 de Junio de 2024

A Cariglino no lo quieren ni en Cambiemos

El concejal de Cambiemos en Malvinas Argentinas, Néstor Marcote, aseguró que el ex intendente del distrito no reúne el perfil político del espacio donde se encuentra hoy. Además, comentó que "el vecino evolucionó al darle la espalda a ese apellido".

05-04-2018



Jesús Cariglino ha sido un hábil sobreviviente de la política vernácula, aunque en los últimos tiempos su magia acomodaticia pareciera no estar funcionando.

Llegó a la intendencia de Malvinas Argentinas con el apoyo de Raúl Othacehé, el mítico Jefe comunal de Merlo, pero poco tiempo después se desató el vendaval y son, hasta hoy, enemigos acérrimos. El merlense lo acusó de traición por olvidar favores y el malvinense bancó por años a quien se opusiera políticamente en Merlo para disputarle poder interno. De esas épocas deviene la buena relación que supo tener Cariglino con el actual Jefe comunal de Merlo, Gustavo Menéndez.

Pasaron los años, pasaron los partidos políticos con los que el Barón del conurbano se perpetuaba y pasó su cuarto de hora también, para él, de la manera menos pensada: perdió frente al joven actual Intendente de Malvinas, Leonardo Nardini.

Tras ese golpe, intentó acercarse más a Cambiemos y logró poner varios de sus alfiles en las segundas líneas del gobierno provincial pero nunca logró para sí el protagonismo que en cambio pudo conquistar su adalid, Joaquín De la Torre. Es que, dicen, María Eugenia Vidal no cree que sea una buena compañía para su imagen de "nueva política".

La experiencia de colocar como cabeza de lista de concejales a su sobrino, hijo de su hermano y senador provincial Roque Cariglino, en 2017 tampoco fue fructífera. Malvinas Argentinas fue uno de los distritos donde la lista de Unidad Ciudadana ganó cómodamente.

Ahora, y con la abstinencia de poder al tope, Jesús intenta resucitar como candidato de Cambiemos para 2019, pero parece que desde el espacio ya advirtieron que no está santificado por los superiores.

Los rumores indicaban que Jesús Cariglino se habría reunido con la mano derecha de María Eugenia Vidal para lanzar su candidatura a intendente de Malvinas Argentinas en 2019, pero Néstor Marcote, concejal de Cambiemos, salió al cruce al decir: "no me consta que el ex intendente se haya reunido con Federico Salvai, y en el caso de que esto haya sucedido, tampoco me consta que hayan definido ningún tipo de posición de candidatura".

"Sé muy bien que Jesús Cariglino es lo más representativo de la vieja política y no creo que se pueda volver a plantear una candidatura. Su mandato dejó muchas cosas pendiente. Hay que entender que su apellido, en las elecciones del 2015, tuvo un porcentaje superior al 46 por ciento de los votos", expresó el edil. Y seguido a eso, agregó que "recientemente su sobrino, también de apellido Cariglino, estuvo muy lejos con un 16 por ciento. Eso habla de la evolución del vecino malvinense, con respecto a cómo ve al ex intendente de cara al futuro", aseveró el edil que no obstante, olvida un detalle no menor: cuando Cariglino perdió por poco la contienda aún no había debutado Nardini como Intendente. En 2017, si bien el adversario fue Maximiliano y no Jesús, frente a la lista que apadrinó el actual Jefe comunal, la campaña se vivió en términos de revalidación de una u otra gestión, y los números fueron contundentes en favor del actual gobierno municipal.

En ese contexto, Marcote planteó la posibilidad de "ser el candidato a intendente por Cambiemos en las próximas elecciones", y afirmó estar "trabajando desde el primer día que asumí como concejal, para construir una alternativa para el vecino, una alternativa honesta, superadora, decente, constructiva, profesional y legítima".
"Ojalá pueda ser considerado candidato, eso sería un enorme orgullo", sinceró como una expresión de deseo.

El concejal tomó como ejemplo una frase para describir a Jesús Cariglino ante sus reiterados saltos de espacios políticos: "Él es el amigo del campeón. Es algo increíble. Y ese tipo de personas enseguida consiguen amigos que estuvieron siempre en la vereda de enfrente". Ahora el viejo barón se encuentra en las filas de Cambiemos, a lo que Marcote subrayó: "Este espacio representa un cambio profundo y este cambio representa legitimidad. Cariglino no representa a Cambiemos".

"Estoy convencido que la política moderna tiene que estar ligada con la honestidad, la transparencia y la no corrupción, con los episodios claros y pacíficos. La violencia y la corrupción tienen que quedar en el olvido, ya que son las características más vinculadas con la vieja política, los barones del conurbano y el terrorismo de estado. Porque la violencia directa e indirecta tiene que quedar atrás", finalizó el concejal de Cambiemos.

Regresar