Viernes, 3 de Abril de 2020

"Fernando Espinoza me quitó las ganas de vivir"

Susana Aranda, vecina del barrio La Mercedes, relató los problemas de salud que viven allí a causa del material particulado que larga la planta de Parex-Klaukol, ubicada en las cercanías. Responsabiliza a la Municipalidad, dispara contra el OPDS provincial, el Gobierno nacional y las autoridades judiciales en diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio.

10-03-2015


Pasan los días, meses y años pero la realidad para los vecinos del barrio conocido como La Mercedes -en referencia a la planta de la empresa Mercedes Benz, radicada en esa zona- es la misma. Esto es, la exposición a problemas de salud como producto de un material particulado que está conformado por diferentes metales y elementos, despedidos por Klaukol para fabricar los distintos productos que provee.

Es un componente que los habitantes del barrio -abarca pocas manzanas a la redonda donde viven más de 300 familias en total- no sólo respiran sino que encuentran impregnado por todos lados, desde las plantas a los techos de sus casas y su propia piel. Todo ello con consecuencias previsibles, incluyendo problemas de respiración, inconvenientes neurológicos en los más chicos, cuando no afecciones más graves, cáncer incluido.

La cara visible de este reclamo, Susana Aranda, retoma sus críticas y cuenta el martirio de luchar contra la sordera de las autoridades que jamás movieron el avispero para ayudarla a ella, su familia o vecinos. Hoy mismo ella tendría que estar en una sala de operación para hacerse un cambio de marcapasos pero decidió no ir ante la angustia e impotencia que producen su situación. En cambio, acampa frente a la puerta de la empresa en señal de protesta.

"Yo tendría que estar en la sala de operación, a las 10.00 me tenía que internar para hacerme una intervención quirúrgica, porque se me terminaron las baterías de mi marcapasos. Me sacaron las ganas de vivir, porque tengo a mi hijo con problemas neurológicos, mi nuera con cáncer, mi nieta con problemas respiratorios. Esto ya no es vida, somos víctimas de un sistema perverso", relató a Buenos Aires 2punto0 formato radio.

"Llega un momento en que veo a mi hijo, y siento que no puedo ayudar. No sé qué más hacer", aseveró. "Fernando Espinoza sabe de nuestro problema; él es el que apaña, él es el que hostiga. Son pocos los medios de comunicación que se atreven a enfrentar a un monstruo como Klaukol respaldado por el Intendente del distrito. Yo no creo que él mire para otro lado, Espinoza sabe de nuestro problema", acusó.

"No sé qué quiere hacer Espinoza, pasar una topadora, no sé", reprochó. "Los jueces, el juez Salas que tiene la causa inicial y el juez Rodríguez que tiene la causa madre de la Cuenca Matanza-Riachuelo, lo único que lograron en todos estos años es darnos agua envasada Villa Manaos. Y tenemos que poner la radiografía para que nos den tres litros de agua a cada persona", fustigó la mujer que guardó unas fichas para el Poder Judicial.

Y, además, Susana contó las amenazas sufridas por sus cuestionamientos y posición. "En este momento yo estoy sentada haciendo el acampe otra vez en la puerta de Parex-Klaukol. Porque entraron a mi casa, me hostigan, me gritan que me calle la boca. Nosotros hemos llamado al 911, la verdad que nunca nadie apareció. Dos entraron a la casa de mi hijo que está al lado, dos entraron a mi casa. Es meter miedo, callarte la boca y hacé esto y nada más", aseguró Susana, en un impactante diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio.

"En este momento no entiendo lo que pasa, porque tengo en la mano todo lo que ACUMAR hizo, con los médicos que estuvieron, y es grotesco", acotó. "Aparte, el OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable), que es a nivel provincial, y ACUMAR, que es nacional, lo único que hacen es venir, caminar el barrio suntuosamente, sacar fotos y nada más. Lo único que conseguimos son 3 litros de agua potable", siguió y contó que "un montón de personas están muriendo ahora, en edades de 48 a 55 años".

También dijo que "una persona ya falleció en los últimos meses" desde la publicación del video de Buenos Aires 2punto0 (ver arriba). "Es triste, es feo. Y no mueren sólo las mamás. Son las mamás, los hijos, todas las casas quedan literalmente vacías", ilustró la señora, quien, además, mencionó que esto sucede porque "el organismo no está preparado para soportar ese material particulado las 24 horas del día".

Por otra parte, Susana denunció que desde la empresa "dividen el barrio, trabajan para acallar a la gente". La frase de Susana hace referencia a la "compra de voluntades" que mediante una Sociedad de Fomento manejada por la misma empresa canalizan "ayuda" económica a quienes deciden abandonar la lucha.

"Mientras tanto, nos siguen tapando con material particulado, el barrio completo está con plomo en sangre, nos siguen matando y nadie hace nada", denunció.

Link audio con entrevista a Susana Aranda: https://soundcloud.com/ba2punto0/aranda100315


Regresar