Sábado, 8 de Mayo de 2021

La Corte desestimó las denuncias por violaciones en la guerra de Malvinas y le salieron con todo

"Este fallo es una ofensa al pueblo argentino", consideró el ex combatiente Ernesto Alonso en diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio y denunció conexiones entre los ex militares acusados por vejaciones a los soldados argentinos y el Poder Judicial, servicios de inteligencia y empresas de seguridad privada.

04-03-2015



El Centro de Ex Combatientes (CECIM) de La Plata planea una presentación ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos tras el reciente fallo de la Corte Suprema, que desestimó la investigación sobre torturas y vejaciones que los soldados argentinos padecieron durante el conflicto bélico, en manos de las fuerzas nacionales. Van más allá y aseguran, incluso, que hay vínculos entre los acusados y sectores del propio Poder Judicial.

"Estamos hablando de dictadura, estas fuerzas son las mismas de Videla y Galtieri. Hay que diferenciar lo que fue la decisión política de la dictadura militar con lo que fue el reclamo de la soberanía", explicó Ernesto Alonso, ex conscripto y testigo de las violaciones perpetradas durante la guerra, en una impactante conversación con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio.

"Nosotros pedimos que se investiguen las violaciones, el asesinato de un soldado por parte de un suboficial de la Marina; la muerte de dos soldados de unidades militares de Corrientes, que se había ordenado no darles de comer y murieron por inanición; como también aquellos compañeros que por ser judíos fueron torturados por su religión; nosotros también éramos jóvenes, también éramos considerados como posibles enemigos", sintetizó.

"Lamentablemente fuimos a Malvinas con esa carga y en muchos casos estuvimos entre dos frentes", mencionó.

"Hubo distintas situaciones: teníamos que robar comida, matar a una oveja, para poder comer; agarrar a un soldado, sacarle el abrigo, en muchos casos en ropa interior, extenderlo en el suelo malvinero, en la turba helada, y muchas veces, bajo fuego del cañoneo enemigo, estar atado durante horas; la utilización de los teléfonos de campaña como picana eléctrica; sumergir a los soldados bajos los pozos de agua helada, que posteriormente tuvieron secuelas; varias cosas, incluyendo violencia sexual, discriminación, xenofobia, toda la violencia perpetrada por estos personajes", enumeró.

"Este fallo es una ofensa al pueblo argentino, tres años le costó escribir tres renglones, sin tratar la cuestión de fondo, porque sus ministros no escribieron la cuestión de fondo, si se trataba de delito de lesa humanidad o no. Es una gran estafa procesal que ha hecho la Corte, da por tierra la posibilidad de que se investigue", fustigó.

"En esta causa hay más de 200 militares imputados. Muchos de estos ex militares imputados pertenecen y pertenecían a los servicios de inteligencia, muchos de ellos están vinculados a las agencias privadas de investigación y muchos medios de la corporación que se dedican a investigaciones complejas. Estos mismos personajes son los que caminan los despachos de los jueces y de los ministros de la Corte, y son los que inciden después en este tipo de sentencia", fustigó.

"Estos jueces creo que no se atreverían a tener una conversación con los ex soldados, mirándolos a los ojos a estos compañeros", aseveró.

"La Justicia está cerrada, algo que nos duele a todos los argentinos, estos jueces no nos van a callar", aseguró.

Link audio con entrevista: https://soundcloud.com/ba2punto0/alonso040315
Regresar