Domingo, 29 de Noviembre de 2020

La FESIMUBO denuncia "fraude laboral" en Tigre

El titular del sector municipal, Rubén García, arremetió contra el distrito de Julio Zamora y Sergio Massa por el despido de 40 trabajadores comunales que llevaban 15 años con contrato y en situación de precariedad. Recordó que el 90 por ciento de los empleados no están en planta permanente. Y asegura que la Municipalidad no les entrega la ordenanza que selló los cesanteos.

08-01-2015



El líder de la federación municipal, Rubén García, cuestionó nuevamente a la gestión de Tigre por los problemas de precariedad laboral que afecta a sus conducidos en el distrito de zona norte. La comuna despidió a unos 40 empleados con 15 años de antigüedad porque -alegaron- "se les venció el contrato" con la Municipalidad.

"Dicen que se les venció el contrato, y eso es un fraude laboral. Ahora entendemos por qué el Frente Renovador no votó esta ley. Quieren seguir con el mismo modelo neoliberal y vienen a decir que son renovadores. Hay 3.650 trabajadores en Tigre y sólo 350 estén en planta permanente, con contratos promedio de 2.600 pesos", recordó.

"Seguramente mandaremos una carta documento porque no sabemos cuándo se va a hacer y qué dice la ordenanza porque hay otras reglamentaciones que exceden al Concejo. No tenemos nada. Si la cosa fuera transparente, con la nota del sindicato para ver la ordenanza tendría que efectivizarse como parte interesada que somos", mencionó.

"Cuando no nos quieren dar la ordenanza sancionada, quiere decir que algún problema hay", apuntó sobre el caso tigrense.

"Ahora entendemos por qué el Frente Renovador no votó la ley que incorporó las paritarias", insistió el dirigente gremial.

El "Cholo" García hacía referencia a la iniciativa aprobada en la Legislatura bonaerense, a mediados de noviembre. Esa normativa elimina el viejo régimen impuesto en 1995 y propone otro esquema que, entre otras cosas, reconoce el derecho a los convenios colectivos de trabajo y las paritarias para el sector con más bajos ingresos de la administración pública en la Provincia de Buenos Aires.

Era una ley que llevaba tiempo demorada y ya había tenido varios intentos de ser convalidada en el Parlamento. Pero por presiones de diversos sectores, en especial los intendentes, siempre era cajoneada: pasó con un proyecto que presentó el propio referente de los municipales, cuando ocupó una banca diputado provincial, y nuevamente con una propuesta de Jorge Mancini en 2010, que reunió un importante consenso y quedó archivada.

La tercera fue la vencida y el proyecto de los municipales, en este caso, era autoría de Hernán Doval, diputado bonaerense del Frente para la Victoria y secretario adjunto de García en la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO). Todos los bloques acompañaron en las dos cámaras, a excepción del massismo, que votó por la negativa en los dos cuerpos legislativos -más Mario Ishii, quien optó por abstenerse en el Senado desde su monobloque PJ-Néstor Kirchner-.

García, por último, celebró la rápida instrumentación de la ley y su publicación en el Boletín Oficial esta semana. "Va a sentar obligatoriamente a los dos sectores y se podrá ver cuánto se gasta en el Presupuesto, los gastos mes a mes, y otra serie de cosas", sostuvo.
Regresar