Lunes, 19 de Octubre de 2020

Posse confirmó que tiene un pie dentro del PRO

El Intendente de San Isidro, aliado de Sergio Massa hasta hace un mes y distanciado del Frente Renovador, anunció que hay pista para competir en las PASO con la favorita del macrismo, María Eugenia Vidal. Mientras tanto, los concejales de Quilmes armaron una bancada que responderá a su liderazgo, poniéndolo en el centro de la escena radical en provincia.

26-02-2015



Tras los comentarios esgrimidos durante los últimos meses, que incluyeron no sólo elogios para el Jefe de Gobierno porteño sino el pedido de una fórmula presidencial conjunta con Sergio Massa, el Intendente de San Isidro confirmó que logró un principio de acuerdo con el PRO para disputar las primarias de agosto contra la referente bonaerense de la fuerza, nada menos que María Eugenia Vidal.

Cabe recordar que Vidal, efectivamente, recorre los principales distritos de la provincia con el objetivo de posicionarse en una plaza donde Mauricio Macri no tiene una estructura y armado de dimensión, haciendo visitas a lo largo y ancho de su superficie. Gustavo Posse, por su parte, tiene la intención de postularse desde largo tiempo e iba a buscar ese sillón por el Frente Renovador de Massa, pero comenzó a distanciarse en el último tiempo.

"Tanto Sanz como Macri me dijeron que íbamos a ser dos candidatos: María Eugenia y yo", admitió en las últimas horas.

Varios factores confluyeron para alejarlo del massismo, entre ellos la enorme cantidad de postulantes y la falta de decisión por parte del propio líder de esa fuerza. Pero otro aspecto fue también la actitud de su familia dentro de su pago chico, tierra de los Galmarini y donde la suegra de Massa, Marcela Durrieu, no sólo es concejala sino que construye pensando en la Intendencia para las elecciones de este año.

Durrieu es sumamente crítica de la gestión local pero, este último tiempo, subió la apuesta con una denuncia por supuesto desvío de fondos públicos entre los años 2005 y 2007. La edila acusa a Posse por supuestas irregularidades en el uso del dinero que las arcas locales recibieron vía el Plan Federal y que iba dirigido a la construcción de viviendas y urbanización de barrios precarios en el municipio de la Primera Sección Electoral.

El mismo Posse fue imputado por el fiscal Jorge Di Lello en enero de este año y su causa está a cargo del Juzgado Federal 2 porteño, cuyo titular es el juez Sebastián Ramos.

Ese fue un punto de inflexión porque, apenas unas horas después, el Jefe comunal salió a solicitar que Macri fuera el candidato a Presidente en una hipotética fórmula que llevara a Massa como su segundo, es decir, como Vicepresidente. "En una escala superior juega Daniel Scioli que, nos guste o no nos guste, es Gobernador hace ocho años. Macri también viene de una escala superior, tiene un lugar de largada nacional, porque la Ciudad de Buenos Aires es una Gobernación", apuntó a mediados del mes pasado.

"Massa podría ir de Vice de Macri", sentenció segundos después.

"Mi tesis es que, si no hay un acuerdo en la oposición, el Gobierno sale de un escalón superior. Hay que se generosos y ofrecer un cambio después de décadas del mismo signo político", concluyó.

Y como coletazo de esta última novedad, ya hubo repercusiones en el Gran Buenos Aires. Los concejales radicales de Quilmes, que responden a la figura del diputado provincial Fernando Pérez, optaron por constituir la bancada UCR-Espacio Abierto que estará integrada por los ediles Oscar García, Ariel Domene y Cristian Álvarez, algo similar a lo que ocurriera en la Cámara de Diputados bonaerense, donde confluyen el citado Pérez y Walter Carusso en una bancada homónima.
Regresar