Sábado, 25 de Septiembre de 2021

El massismo le quiere disputar "los jóvenes" al kirchnerismo

El espacio pide que la Gobernación convoque al plebiscito que quedó trunco en 2013 y que proponía a la población decidir, en esas elecciones, si estaban a favor o el contra de autorizar a los jóvenes 21 años para postularse a concejales. El senador y cuñado de Sergio Massa, Sebastián Galmarini, quiere que eso sea este año.

13-02-2015



El senador bonaerense del Frente Renovador, Sebastián Galmarini, solicitó el cumplimiento de esa normativa aprobada en 2013 y que básicamente establece la convocatoria de un plebiscito para realizar una reforma parcial de la Constitución Provincial, permitiendo que jóvenes de 21 años estén autorizados a presentarse como candidatos a los cargos municipales.

Cabe recordar que esta posibilidad quedó trunca en las últimas elecciones porque la Gobernación, aprobada la iniciativa y convertida en ley, no convocó a la Comisión creada por Daniel Scioli para analizar los matices de la consulta popular. Según el decreto 422/13, que reglamentó su aplicación, ese cuerpo iba a estar conformado por "dos representantes del Ministerio de Jefatura de Gabinete de Ministros y dos representantes del Ministerio de Gobierno".

Es importante mencionar que el proyecto antes mencionado, presentado a fines de 2012, consiste en la reforma del artículo 191 de la Carta Magna bonaerense. Artículo que establece la edad de 25 años para acceder a una banca dentro de cualquier Concejo Deliberante, mientras que el 71 fija la edad de 22 años para ingresar a la Cámara de Diputados.

También aclaraba que la reforma era por vía legislativa y que el Poder Ejecutivo convocaría a un plebiscito en el turno electoral inmediatamente posterior a su aprobación para decidir, en conjunto con los candidatos, si votaba a favor o en contra de esa modificación parcial.

El legislador opositor, cuñado de Sergio Massa, lanzó una serie de críticas. "Hace dos años todas las fuerzas políticas consensuaron realizar un plebiscito para ampliar la participación política de los jóvenes en los Concejos Deliberantes de los distritos bonaerenses", recordó y analizó que "si un joven de 16 años puede elegir a sus representantes, es hora de ampliar los derechos de las juventudes y permitirles asumir la responsabilidad de prepararse para postularse como legisladores" en el plano local.

"Queremos saldar temas que están pendientes como el llamado a esta convocatoria, la reglamentación de los institutos de consulta e iniciativa popular sancionados en la reforma constitucional de 1994, la reglamentación del voto electrónico, queremos debatir la paridad electoral", agregó el hombre de la Primera Sección Electoral, oriundo de San Isidro.

"Vamos a trabajar en proyectos que modernicen el Estado, que generen más participación", comentó.

Y siguió: "La incorporación de los jóvenes en las listas de candidatos a concejales nos da la oportunidad de realizar una verdadera renovación de la política".

Es indudable que el gesto del massismo, a pocos meses para las primarias, apuesta a disputar un territorio que el Frente para la Victoria siente como propio y que es justamente el universo de los jóvenes, o más específicamente la vinculación entre los jóvenes y la política. Una veta que el oficialismo manejó a gusto en estos 12 años y que ningún espacio opositor supo cómo competírselo.
Regresar