Sábado, 18 de Septiembre de 2021

Denuncian irregularidades detrás del "Miss Argentina 2015"

Patricia Alzogaray, que iba a competir en la final del sábado, contó por que no estuvo y los pormenores de una trastienda que pocos conocen. Tras pagar un costoso curso y fotografías para ser habilitada, tuvo que agregar los gastos por los vestidos, zapatos y una bandera. Un día antes recibió malos tratos de las organizadoras, fue expulsada del certamen y ahora sale a denunciar, en diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio.

09-11-2015



La noticia del último fin de semana, respecto a este tradicional certamen de belleza, es que la santiagueña Constanza María Moltini fue coronada como la nueva "Miss Argentina 2015" con tan sólo 25 años. Lo que no muchos conocen es la trastienda del concurso, el sacrificio necesario para llegar a figurar y cumplir el sueño que añoran miles de chicas en el país.

Antes de llegar competir, por ejemplo, hace falta un curso de protocolo y ceremonial que no cualquiera está en condiciones de pagar. Son 900 pesos por unas tres semanas de clases, más otros 350 por las fotografías y una serie de costos adicionales para aquellas que llegan a la final, incluyendo los gastos del hotel, los vestidos, zapatos, elementos para peinarse y hasta la bandera de la provincia que representarán.

Toda esta travesía fue descrita por Patricia Alzogaray, una joven de Jujuy que iba a competir el último 7 de noviembre pero no pudo por una serie de imponderables. Luego de pasar por los filtros antes mencionados, salir electa por la Capital Federal, ella encontró una primera sorpresa: en lugar de jugar por la Ciudad de Buenos Aires, participaría por el Gran Buenos Aires.

Las 24 horas previas a la competencia supusieron un calvario difícil de soportar para la joven jujeña. Le pidieron que no hablara por teléfono celular, recibió malos tratos y fue expulsada del "Miss Argentina 2015" por haberse ido del hotel hasta su casa -tiene mascotas y tenía que asegurarles comida y ver que estuvieran bien-.

Patricia contó todo con lujo de detalles esta mañana, en diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio, y apuntó a las dos organizadoras del evento, Carolina Mónaco y Carolina Brachetti, conocidas en el rubro. "Es como que primero me inscribí al curso de Miss Argentina, que era de tres días y al toque había una elección de reina, que yo no sabía, en el cual gano como primera princesa representando a Capital Federal. Pero el día jueves me llaman para convocarme que yo tenía que representar Miss Gran Buenos Aires", afirmó.

"Carolina Brachetti junto a Carolina Mónaco me eligen para representar Buenos Aires", agregó.

"El viernes yo tenía que ir al hotel con la siguiente lista, dormir en el hotel, tenía que llevar maquillajes, para peinarme, que todo eso me lo tenía que hacer yo, tenía que llevar dos vestidos de gala, vestidos de cóctel, zapatos, bijou, una bandera de la provincia, hacerme una banda que dijera Buenos Aires, etc. Esto de un día al otro", señaló.

"Esto era a cambio que supuestamente participaba de un concurso de Miss Argentina y después tenía que ir a competir a China, esa era la promesa; todo lo tenía que costear con mi bolsillo. Yo llegué el día viernes, ahí se inicia mi participación. En total éramos 17 chicas, venían de todas las provincias, incluida la chica que gana, que es santiagueña", precisó.

"No llego a competir porque me bajan el día sábado, me sacan del concurso porque el día viernes yo no duermo en el hotel, porque yo tengo que ir a mi casa, porque tengo mascotas, entonces vuelvo a mi casa. Y eso les molestó, me dijeron que yo soy un mal ejemplo para las chicas, por irme del hotel. No me dejaban usar celular, a las otras chicas sí les dejaban. A las otras chicas sí les dejaban, a mí no. Me llevaron a un restaurante, saludaba por respeto, y eso les molestaba a las organizadoras", profundizó.

"Me decían que yo no podía usar el celular, que lo tenía que dejar en la habitación. A todos mis contactos les decía esto", acotó.

"No me daban explicación, me decían "Vos no, vos no hacés esto", era como que usaban esa situación para practicar el poder sobre mí. Es la primera vez que me pasa esto, sin palabras, sólo desilusión. Mi familia estaba ilusionada, mis amigos también, los colaboradores, todos, y además todo el gasto que yo puse de mi bolsillo", especificó.

"Y a la tarde del sábado me llaman para coimearme, me dijeron su podíamos arreglar esto de alguna forma, yo solamente publiqué algo en Facebook. Te prometen que te vas a ir a China, a Miami, a Bogotá, y es todo mentira", criticó.

"Hay algo muy raro en esto, no entiendo por qué hacen esto, por qué juegan con tus sentimientos. Falta que me discriminen por ser jujeña", comentó.
Regresar