Lunes, 10 de Mayo de 2021

Matones de Cariglino, otra vez golpean brutalmente a mujeres

Un grupo de violentos que responden a Jesús Cariglino robaron los elementos del FpV y comenzaron una batalla donde le pegaron a varias mujeres y transeúntes en la ciudad de Polvorines. Carlos Vargas hijastro del intendente, Gustavo Sansón y Juan Boscolo al frente de las agresiones.

20-10-2015



En la Ciudad de Los Polvorines, Malvinas Argentinas, se dio otro feroz hecho de violencia a días de las elecciones. Esta vez militantes del Frente para la Victoria, su mayoría mujeres, repartían revistas y boletas de Scioli y Nardini cuando varias camionetas identificadas con propaganda proselitista de Jesús Cariglino llegaron al lugar y de las mismas empezaron a bajar integrantes de la fuerza de choque del intendente, denunciaron desde el FpV local.


"Hoy se pudre todo" gritó Sansón, empresario de la noche de Malvinas, quien junto a Juan Bóscolo lideraban la patota recibiendo ordenes de Carlos Vargas hijo de crianza del Intendente Jesús Cariglino, quien se encontraba a metros, arriba de una camioneta Amarok, agregaron.


"Acto seguido, las camionetas cariglinistas rodearon las mesas y sombrillas del FpV y con total prepotencia, empezaron a intimidar con gestos y amenazas para que se retirarán del lugar. Las mujeres no respondieron a las agresiones y en consecuencia, los patoteros comenzaron a robarles las mesas, sillas y sombrillas. Con esos elementos las golpearon brutalmente y las echaron del lugar. Las mujeres en estado de pánico, corrieron abandonando los elementos de campaña. En tanto, los transeúntes que estaban en el lugar se solidarizaban con las militantes" agregaron en un comunicado.


Según informaron, "los violentos, no discriminaban a la hora de atacar y arrojaban baldosas arrancadas de las veredas y fierros de las sombrillas al aire cual lanzas, destrozando autos estacionados en la vía pública y carteles de los negocios de la zona. El centro comercial de Los Polvorines quedó totalmente paralizado, los comerciantes decidieron bajar las cortinas al instante y el tránsito por las calles fue nulo para los vehículos". "Fue una verdadera ola de violencia que dejó un saldo de varias mujeres heridas", sentenciaron.


Regresar