Domingo, 1 de Agosto de 2021

Cinco de los seis candidatos presidenciales debatieron en público

Pasó el 4 de octubre y la Facultad de Derecho de la UBA fue el escenario, con la moderación de los periodistas Marcelo Bonelli, Luis Novaresio y Rodolfo Barili. Mauricio Macri, Sergio Massa, Margarita Stolbizer, Nicolás del Caño y Adolfo Rodríguez Saá participaron, Daniel Scioli justificó su ausencia. Críticas y chicanas para este último, algunos cruces entre los presentes y las propuestas de cada postulante.

05-10-2015


Como estaba previsto, finalmente cinco de los seis candidatos presidenciales debatieron en la Facultad de Derecho ubicada en la UBA y cuyos moderadores fueron los periodistas Marcelo Bonelli (Canal 13), Luis Novaresio (América) y Rodolfo Barili (Telefé). El único que faltó fue Daniel Scioli, que había anticipado su declinación días atrás, generando una cuota de polémica.

El trato entre los presentes fue mayormente cordial, salvo por las referencias a Scioli. Mauricio Macri -uno de los protagonistas- fue uno de los más criticados, incluyendo un cruce de chicanas con Sergio Massa.

El Jefe de Gobierno porteño, que lidera la coalición Cambiemos, arrancó un tanto nervioso pero comenzó a recomponerse con el correr de los minutos. "Hablar de desarrollo económico es hablar de las personas que visité, en su casa o trabajo que tienen expectativas de crecer y progresar pero también de bolsones de pobreza que hay en nuestro país. Mi compromiso es una Argentina con pobreza cero", manifestó Macri, que hablaba de desarrollo económico y humano en el país.

En educación, en tanto, propuso "centros de primera infancia" para todo el país como los que hay en la Ciudad de Buenos Aires. Y consideró que "ha avanzado el delito como nunca antes" en materia de seguridad.

Massa, a priori el que más tenía por ganar, tuvo el discurso más calculado de todos, en casi todos los casos terminando su alocución justo a tiempo. "La Argentina no es el desastre que dicen algunos ni la fiesta que dicen otros", fue una de sus frases iniciales y habló de "crédito por la primer vivienda con el dinero que hoy está en el sistema financiero", mientras en educación la propuesta es "9.000 millones de dólares en el desarrollo infantil".

Margarita Stolbizer aprovechó cada una de sus intervenciones. "El desarrollo es progreso e igualdad más un Estado fuerte que permita acceso a bienes para vivir con dignidad. Queremos un mejor futuro que este presente para nuestros hijos. Este Gobierno vive en el corto plazo, se gastaron todo el dinero, nos dejaron inflación, precariedad. La mitad de los hogares no tenía cloacas cuando asumió este Gobierno y hoy la misma cantidad sigue en esa situación. La base del desarrollo es el empleo. Vamos a recontratar a los técnicos echados del INDEC para tener estadísticas fiables. Vamos a impulsar, inversiones con un Estado inteligente. Nos diferencia el modelo de desarrollo, donde damos importancia a los bienes naturales", apuntó.

Por otra parte, la postulante de Progresistas comentó que la educación es su "prioridad" porque además "más de un millón de niños tiene insuficiencia alimentaria" y "no se torna en un problema económico y social sino que es una inmoralidad". Del mismo modo, la diputada nacional acotó que, en seguridad, su espacio tiene "una mirada distinta" que es "a través de la víctima".

Desde el Frente de Izquierda, Nicolás Del Caño arrancó con cuestionamientos para sus rivales. "Pero nosotros más allá de lo que aquí hoy se diga, los equipos de Scioli, Macri y Massa apuntan a un ajuste contra el pueblo trabajador", mencionó, misma tónica que utilizó cuando el tema de debate era, en cambio, la educación: "Tanto Scioli como Macri y Massa hacen blanco en los docentes atacándolos y para nosotros trabajan más allá del aula".

En calidad institucional, el joven candidato de la izquierda criticó que los diputados cobren más de 50.000 pesos. "Luchamos por una democracia muy superior a la que tenemos. Los jueces tienen que cobrar lo mismo que un trabajador, los jueces tienen que ser electos por el voto del pueblo", reflexionó Del Caño.

Por último, Adolfo Rodríguez Saá probablemente haya sido el que más sufrió el formato televisivo, a menudo quedándose sin tiempo, poco cómodo con el esquema planteado. Sí dejó en claro sus propuestas, como la idea de sacar "las retenciones" para "poner en marcha el inmenso aparato productivo del país" o sus disquisiciones sobre educación, donde analizó que "el niño que hoy va a la escuela no es lo mismo que iba a la escuela en el siglo pasado".

También dijo: "La inseguridad y el narcotráfico son los flagelos más grandes. Convocaré para ello a todos los gobernadores y jefes de policía provinciales y a la plana mayor de las fuerzas federales". En tanto que en la temática de calidad institucional, por otro lado, el puntano criticó el "robo de boletas en el Conurbano, quema de urnas en Tucumán, los presidentes de mesa que adulteran resultados, al igual que el correo", concluyendo con su pedido de "boleta única y voto electrónico".


Regresar