Sábado, 18 de Septiembre de 2021

Trabajadores del Garrahan denuncian persecución sindical

En un planteo que va tanto contra el Gobierno nacional como el porteño, el líder de FRESPOSA, Jorge Yabkowski, contó el caso de Elizabeth Ríos, cesanteada sin justificativo real alguno y perseguida por las autoridades del hospital pediátrico. Una denuncia que suma a los recortes presupuestarios del PRO.

24-09-2015



"Hoy en el hospital dos temas que están preocupando. Uno es la violencia laboral y sindical ejercida por el Consejo de Administración, conformado por consejeros del kirchnerismo y La Cámpora como por los de Mauricio Macri. Y que actúan para destruir la organización sindical independiente y también atacan a la Junta Interna de ATE", indicó.

"La persecución contra nuestra delegada Elizabeth Ríos está tomando ribetes dantescos porque, después de 23 años, fue echada, cesanteada, tuvimos dos meses de lucha y logramos una reincorporación provisoria. Al segundo día de empezar a trabajar, empezó una persecución de las jefaturas y donde directamente le dijeron que si había alguna reunión, la iba a evaluar mal y la iba a echar al final de este presunto período de prueba", manifestó el Presidente de la FESPROSA, Jorge Yabkowski.

"Le inventaron causas de licencias injustificadas cuando ella estaba trabajando. Fue una causa totalmente inventada que tenía que ver con sus denuncias de condiciones pésimas en que trabajaba la guardia. Y aprovecharon que no tenía inmunidad sindical transitoriamente para echarla, es algo que querían hacer desde hacía muchísimos años", siguió.

"Esto se une al segundo punto, que es el tema del recorte presupuestario de la Ciudad de Buenos Aires, cosa que no es nuevo. Porque ya desde el 2011, la Ciudad de Buenos Aires viene queriendo bajar su participación, aduciendo que sólo el 15 por ciento de los pacientes atendidos son porteños, dicen que le cuesta muy caro, buscan sacarse el problema de encima, tener menos dinero, y eso pone en peligro el cobro de dinero de los trabajadores", apuntó.

"El Garrahan resuelve problemas que, en otros hospitales pediátricos, cuesta resolver, en Tucumán, Jujuy, La Plata o Córdoba. Y este pedido de derivación no es alcanzado a absorber por el Garrahan. Esto no es un problema del Garrahan en sí, sino del sistema. Y sobre este tema, el Gobierno de la ciudad busca recortar las finanzas", recalcó.

"Y también esto ha sido aprovechado por el kirchnerismo y La Cámpora para montar un escenario donde tapen toda su política de persecución sindical y endilguen los problemas del hospital, de los cuales son corresponsables, porque los dirigen, simplemente a la falta de financiación de Macri cuando han sido socios y cómplices en la administración durante muchos años", insistió el dirigente gremial.

"La planta es de 3.800 trabajadores, no creo que haya un cálculo de lo que hoy debería tener. Con una adecuada gestión, esos 3.800 trabajadores alcanzarían, porque tenemos una planta física limitada. Pero es cierto que hay una casta de 300 o 400 jefes que cobran fortunas, arriba de 60.000 pesos cada uno, y que son parte de una estructura parásita que gastan mucho y le rinden poco al hospital. Eso habría que verlo en algún momento", completó.

"Hoy vamos a mandarle la nota al Consejo de Administración, al ministro y vamos a estar haciendo una presentación ante la oficina de violencia de género de la Corte Suprema de Justicia, porque hay muchos elementos de violencia de género en la persecución a Elizabeth, de desprecio a su condición de mujer, de mujer modesta, de mujer del interior, porque es una chica del Chaco, que trabaja con gente en situación de calle en Constitución, de gran compromiso social, que no es blanquita. Y estamos seguros que hay violencia tanto desde el punto de vista de discriminación racial como de discriminación de género contra ella y eso lo vamos a estar denunciando. También lo estamos denunciando ante el INADI", redondeó Yabkowski.
Regresar