Viernes, 3 de Abril de 2020

El debate se transformó en otro eje de campaña

Daniel Scioli conmovió el avispero con el anunció que divulgaron sus voceros, de que no estará el 4 de octubre. Los opositores salieron a cuestionarlo pero algunos de ellos tuvieron actitudes similares en su momento. Varios confirmaron su compromiso de asistir, incluido Mauricio Macri. Cambalache antes del debate.

24-09-2015



La inminencia del debate previsto para el 4 de octubre abrió un nuevo eje en medio de la campaña camino a las elecciones generales, especialmente luego que el equipo de Daniel Scioli confirmara la ausencia del Gobernador contra todos los supuestos. Mauricio Macri anticipó que será de la partida, mientras los otros también participarán.

Aunque para todo eso falta más de una semana y tampoco hay ganadores absolutos. Si bien el foco posa sobre la figura del candidato oficialista, Sergio Massa tuvo una actitud similar en 2013, cuando rechazó la posibilidad de cualquier debate y el resto de los frentes reclamaba una discusión, mientras Horacio Rodríguez Larreta -hombre de Macri en la Ciudad de Buenos Aires- mantuvo una posición idéntica en la última elección porteña.

Con todo, la mayoría de los postulantes no desperdiciaron la oportunidad de pegarle a Scioli, el protagonista de la jornada, conocida la decisión.

"Yo me comprometí a debatir. La pregunta es por qué Daniel Scioli no quiere explicarle a la gente cuáles son sus propuestas, lo que tiene realmente para ofrecerle a los argentinos a partir del 10 de diciembre", manifestó el Jefe de Gobierno capitalino y líder de la coalición Cambiemos, el segundo en las PASO del 9 de agosto pasado.

Algunos planteaban que Macri, finalmente, seguiría los pasos de Scioli y también declinaría. La premisa es sencilla: el que lidera las encuestas es quien tiene más para perder y más razones para abortar el debate, y lo cierto es que, con el Mandatario provincial autoexcluido, el que más tendría para perder sería su inmediato perseguidor.

Por ahora, sin embargo, Macri dice que sí y se anota mirando a la fecha clave del 4 de octubre.

"Mis equipos fueron y concurrieron a todas las reuniones preparatorias porque el debate suma; nosotros estamos listos y esperamos que realmente él concurra al debate", agregó e insistió en la idea de que "la falta de diálogo ha llevado a tener un país que hace cuatro años que no crece y que no genera nuevos trabajos para los argentinos".

Massa -acaso el que más tiene por ganar- manifestó sus propias críticas y el deseo personal de que "los demás candidatos respetan a la democracia y no ofendan al pueblo argentino encontrando una excusa para no participar" en la discusión de campaña. "Scioli tendría que decir que le gustaría debatir pero que Cristina no lo deja", toreó el ex Intendente de Massa.

Margarita Stolbizer sostuvo que el oficialismo cuenta con los números necesarios para aprobar una ley que disponga la obligatoriedad del debate presidencial en el Congreso, cosa que el sciolismo salió a exigir. Al tiempo que el candidato del Frente de Izquierda, Nicolás Del Caño, evaluó que Daniel Scioli "elude la cita para que no quede en claro que él es el candidato del ajuste".
Regresar