Sábado, 24 de Octubre de 2020

Lo acusan a Ferraresi de "campaña de persecución gremial"

El líder del sindicato municipal de Avellaneda, Walter Fariña, manifestó que el Intendente local sólo inscribe a los trabajadores en el Plan Federal de Viviendas a cambio de que, primero, renuncien a ese gremio. Fuerte denuncia, que reedita una vieja disputa entre Jorge Ferraresi y la FESIMUBO.

25-08-2015



Avellaneda volvió a ser centro de una disputa clásica, con Jorge Ferraresi por un lado y la cúpula de la FESIMUBO por el otro, un duelo con larga data intensificado desde que el diputado provincial y hombre de los municipales, Hernán Doval, trató de jugar en la interna local y fue excluido por el Intendente. Más aun, el sector de los trabajadores comunales recibió el castigo del jefe comunal, incluyendo la quita del Código de Descuento, una decisión eventualmente vetada por la Justicia.

Ahora, el líder del Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda (STMA), Walter Fariña, abrió la disputa y acusó a Ferraresi de "estar llevando adelante una campaña de persecución gremial hacia los afiliados de este sindicato" por imponer, presuntamente, la obligación de abandonar el gremio para inscribirlos en el Plan Federal de Viviendas, tema definitivamente delicado, considerando la importancia de la casa para una familia.

También consideró este accionar "una práctica desleal, jurídicamente", además de "persecutoria políticamente, propia de otros tiempos que nada tienen que ver con lo nacional y popular", en diálogo con el programa radial de Política del Sur.

"Ferraresi debe estar enojado porque el sindicato tendrá negociación colectiva por primera vez en la historia; se tendrá que sentar a discutir de igual a igual con los representantes de los trabajadores y se ve que eso le molesta", endilgó Fariña, una figura cercana a Rubén García, que es el titular de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses o FESIMUBO.

Sucede que Ferraresi impulsa, siempre desde el año pasado a esta fecha, la creación de una nueva agrupación gremial liderada por Daniel Aversa, nada menos que un ex socio del "Cholo" García, amigo de su padre y luego enemistado con éste. Con la quita del Código de Descuento, entre otras medidas, el objetivo sería vaciar al STMA y pasar el grueso de la afiliación a la flamante tropa de Aversa, todavía reducida en tamaño.

Esa maniobra formaba parte de un paquete más amplio que, en ese caso, tenía como víctima casi exclusiva a Doval, secretario adjunto de la FESIMUBO. Este último tenía a su hermano y varios dirigentes afines trabajando en la Municipalidad pero, ni bien estallaron las diferencias 12 meses atrás, fueron despedidos sin causa alguna por el alcalde de la comuna, dando inicio a esta guerra sin control.

Finalmente, Ferraresi logró su cometido y no tuvo rivales en las primarias del municipio pero parece que eso no fue suficiente para reconstruir el vínculo con el STMA y la FESIMUBO.

"Tendría que leer un poco más el Intendente, vive en una burbuja, lejos de la realidad. Sindicato hay uno solo, las demás son agrupaciones político-sindicales armadas por él para que trabajan para él y no defiendan los intereses de los trabajadores", concluyó Fariña.
Regresar