Miércoles, 28 de Octubre de 2020

Funcionarios de Scioli, chochos con los resultados

Los hombres del Gobernador bonaerense, pasados los comicios, celebraron el 38 por ciento y dijeron que ahora van por más. Entre ellos sobresalen Gustavo Marangoni, titular del Banco Provincia, y Cristian Breitenstein, ministro de la Producción provincial.

11-08-2015


Luego de las elecciones, varios hombres de Daniel Scioli no ocultaron su satisfacción personal por el resultado de los comicios donde el Gobernador de la provincia, como era previsible, fue el más votado entre todos los precandidatos presidenciales a pesar que no pasó el piso de los 40 puntos, que era la suma deseada en primera instancia.

Algunos atribuyen eso último a, por lo menos, dos factores. Y el primero sería la denuncia que, una semana antes de la jornada electoral, sufrió el Jefe de Gabinete y postulante a la Gobernación bonaerense, Aníbal Fernández, acusado de estar vinculado con el tráfico de efedrina y el triple crimen de General Rodríguez ocurrido en 2008.

También habrían tenido cierto peso las inundaciones de los cuatro días previos a la elección, especialmente en los distritos de la Cuenca del Río Luján, que no la pasaron bien y todavía continúan con problemas en esa región.

Lo cierto es que, pese a esas vicisitudes, el Frente para la Victoria no sólo recibió más votos que los demás sino que, también, sacó 8 puntos de ventaja sobre el segundo, Cambiemos. Los primeros resultados del escrutinio arrojaban una diferencia más ajustada pero, en la medida que avanzaba la carga de datos correspondientes a la Provincia de Buenos Aires, estiraba el margen.

Ahora los funcionarios de calle 6 salen a festejar sin represiones y destacan la importancia de los números conseguidos.

"La gente apostó por quienes hacen propuestas constructivas; Scioli va a mantener todos los logros y cambiar lo necesario para que Argentina pueda seguir el camino del desarrollo", manifestó el Presidente del Banco Provincia, Gustavo Marangoni, uno de los hombres más fieles y defensor a ultranza de su referente político.

"Están por venir buenos años en Argentina; de parte nuestra tenemos el mejor espíritu de diálogo, toda la construcción y saber que hay que mantener todos los logros y cambiar lo que sea necesario para que la Argentina pueda seguir con el camino del desarrollo", siguió el titular de la institución crediticia por excelencia en suelo bonaerense.

"En la Provincia de Buenos Aires los dos candidatos sumados del Frente para la Victoria (se refería naturalmente a Aníbal Fernández y Julián Domínguez, que definieron una de las internas más calientes que recuerde el peronismo desde 1983 a esta parte) tienen una distancia abrumadora por sobre el resto y confiamos que el próximo Gobernador sea el que surja de esa elección interna", acotó en diálogo con BA Noticias.

En un tono similar habló también, siempre en las últimas horas, Cristian Breitenstein. "La victoria de Daniel Scioli en las primarias nos compromete a más para el futuro de la Argentina", enfatizó.

"Están por venir buenos años en la Argentina; este triunfo nos obliga a seguir trabajando con responsabilidad para la etapa que se viene en el país", continuó el ministro de la Producción bonaerense.


Regresar