Martes, 20 de Octubre de 2020

Lanús: El Movimiento Evita también se diferencia y anota

Dentro del FpV local se viven horas de revuelo. Es casi unánime el descontento hacia Darío Díaz Pérez como, también, la separación interna. Así como Julián Álvarez -La Cámpora- aparece por un lado, también el sciolismo mueve sus fichas. Y el Movimiento Evita ahora entra también en la discusión. La figura local: la concejala Mabel Gagino.

21-01-2015


Mientras crecen las expectativas por el armado que el Frente para la Victoria pondrá a consideración del electorado este año, especialmente a partir de la crisis política atravesada por la gestión de Darío Díaz Pérez, en parte por una serie de problemas administrativos que son sólo responsabilidad suya -como seguridad e inundaciones, por ejemplo- pero también de alianzas locales.

En este caso, otra vertiente que anota su nombre en la puja local es el Movimiento Evita, que controla Fernando Navarro en la Tercera Sección Electoral y apuesta a la concejala Mabel Gagino, que tendría intenciones de postularse para los comicios. Gagino trató de tomar distancia en medio de la interna local que divide a Díaz Pérez del sciolismo y el kirchnerismo más duro, representado por Julián Álvarez.

"Tengo muchas expectativas porque creo que somos los únicos en Lanús que hacemos la diferencia", opinó.

"No digo que seamos los mejores ni los peores, pero somos los únicos que tenemos una lógica de hacer política absolutamente diferente a todos", siguió la edila en diálogo con el diario Inforegión.

Y también afirmó, siempre mirando puertas adentro, que siente "mucho dolor" personalmente por el hecho de que -entiende- "los otros candidatos del oficialismo no están proponiendo un cambio basado en lo bueno y en lo malo que se ha hecho" dentro del espacio. "Nos alejamos un poco porque nunca encontramos el eco", resaltó la dirigente.

"Hemos planteado muchas cosas desde la gestión, desde lo político, y nunca encontramos respuesta. Así que cansados, primero esperamos, y después nos dimos cuenta de que tenemos una visión distinta", especificó y confesó que es necesario "transformar la impronta de los dirigentes" en el distrito de zona sur. Y diferencia que los otros "hacen política para adentro, y la política se hace con la gente", no sin antes acotar que tampoco visualiza "otro sector que trabaje para la gente".

Sobre Díaz Pérez, que promediará 8 años sentado en el sillón comunal este año y no está claro si buscará una nueva reelección, Gagino compartió "a medias" las críticas realizadas desde el propio FpV.

En ese grupo no sólo hay que ubicar a Álvarez, secretario de Justicia y militante de La Cámpora anotado por la sucesión local. Sino también a Roberto Crovella, Presidente del Consejo Escolar y hombre que, en los últimos días, también salió a despegarse de Díaz Pérez, en conjunto con otras dos figuras del elenco peronista local: el concejal Omar López y el titular del Concejo Deliberante, Héctor Bonfiglio, que prefieren a Daniel Scioli para las primarias.

Con todo, el FpV de Lanús aparece más desgarrado que en otros lugares del Conurbano. Y sobra decir que poco queda de la escuadra que, en 2007, llevó a que Díaz Pérez ganara la Intendencia por primera vez.


Regresar