Sábado, 24 de Octubre de 2020

En el PRO sigue con las dudas sobre Posse

El Intendente de San Isidro, precandidato a Gobernador bonaerense, dinamitó la interna del Frente Renovador y trajo dolores de cabeza a Sergio Massa. Algunos piensan que quiere volver al macrismo, pero en ese redil piden definiciones. Habló Néstor Grindetti, ministro porteño y operador del PRO en provincia.

20-01-2015



Mientras el futuro de Gustavo Posse pasó a ser incierto durante la semana pasada, luego de sus duras declaraciones sobre Sergio Massa, en el PRO no dan muestras ni guiños favorables tampoco. Por el contrario, parece que piden definiciones claras a la figura del dirigente, Intendente de San Isidro que, al menos técnicamente, no cruzó de vereda todavía.

"Posse es radical. En un momento se acercó al PRO y ahora está y no está con Sergio Massa. Él tiene que clarificar un poco más cuál es su objetivo e ideas. Tratar de transmitirlas y ver si hay una comunidad de intereses en ese sentido. El PRO sigue siendo lo que fue siempre, pero él fue y vino", reprochó el dirigente macrista Néstor Grindetti, ministro de Economía porteño.

"No tengo en claro dónde está parado", agregó.

"Ahí tenemos que hablar un poquito. No es cuestión de irse, tocar timbre y volver. Tenemos las puertas abiertas, pero el PRO tiene la ventaja de tener dos muy buenos candidatos que son la Vicejefa de Gobierno porteña, María Eugenia Vidal, y el Intendente de Vicente López, Jorge Macri", insistió el hombre de Lanús, erigido en uno de los operadores más importantes que tiene el espacio en la provincia.

"Es más, estimó que una buena fórmula presidencial podría ser el propio Macri a la cabeza y como Vice lo ubicó a Massa", siguió a Política del Sur.

Qué había dicho Posse

Y es que en efecto, si bien Posse trató de matizar sus propios dichos horas después, la realidad marca que movió el panal de abejas cuando sugirió que el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, sería el acompañante ideal para Mauricio Macri, entendiendo que este último está un escalón por delante y es el rival natural para competir contra Daniel Scioli, a quien ubica con las mejores perspectivas dentro del Frente para la Victoria.

O sea que, en otras palabras, no sólo colocaba a Macri un peldaño por encima. También reconocía implícitamente que Scioli aparece mejor posicionado en los sondeos de opinión e intención de voto, uno de los frentes de batallas que libra su sector con el massismo, ambos disputándose el primer puesto virtual con miras a las elecciones presidenciales de este año.

"En una escala superior juega Scioli que, nos guste o no nos guste, es Gobernador hace ocho años. Macri también viene de una escala superior, tiene un lugar de largada nacional, porque la Ciudad de Buenos Aires es una Gobernación", manifestó Posse y, a continuación, propuso que el tigrense fuera "de Vice de Macri" a las primarias.

"Mi tesis es que, si no hay un acuerdo en la oposición, el Gobierno sale de un escalón superior. Hay que ser generosos y ofrecer un cambio después de décadas del mismo signo político", profundizó el Jefe comunal.

"No es que nosotros somos súper fuertes en la provincia. Con este club de precandidatos, con esta federación de candidatos, tenemos entre 18 y 20 puntos y a esta altura se suponía que seríamos entre 70 y 80 intendentes", aclaró.
Regresar