Domingo, 29 de Noviembre de 2020

Duro planteo de la FESIMUBO a Ferraresi

La conducción de la federación que aglutina a sindicatos municipales, a cargo de Rubén García, redobló sus críticas por la quita del código de descuento a su sindicato en suelo avellanedense y el destrato a una de sus integrantes, a punto de jubilarse y en medio de una enfermedad. Nueva puja política, un clásico entre la Municipalidad y el sector sindical.

17-06-2015



El titular del gremio local y la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO), Rubén García, volvió a la carga contra el Intendente del pago chico, Jorge Ferraresi, por haberle quitado el código de descuento. "Avellaneda está pagando el costo, los trabajadores en singular y los dirigentes en particular, de haber sido cabeza visible de la rebeldía de los municipales en la provincia y a nivel nacional", apuntó.

"Ferraresi debe estar influenciado por algún Intendente que está muy enojado con que esta ley haya salido y nos quiere hacer pagar el costo", mencionó.

El líder gremial, además, aludió a su compañera Alicia Siri, secretaria de la Mujer de la federación. Alicia denunció la quita de descuentos en las últimas semanas.

"Alicia es una compañera de muchos años, antes de que Ferraresi ingresara a la política. Integró varias listas con mi padre y conmigo. Le sacaron una bonificación y el año que viene se tiene que jubilar. Con el agravante que la compañera tiene un grave problema de salud. Desde nuestra obra social proveemos toda la medicación necesaria, pero al quitarle una cantidad importante de su sueldo, hace que se deteriore su calidad de vida", acotó.

Y cuestionó a la figura del jefe comunal porque "aplaude los discursos de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner cuando habla de la igualdad de género y cuando potencia a los trabajadores argentinos" en sus distintos actos. "Él ataca los principios que nuestra máxima conductora baja a nivel nacional, provincial y municipal", agregó.

"Justamente, a tres dirigentes que le sacaron el descuento son mujeres", continuó.

"Nosotros hicimos una denuncia a los tribunales de Trabajo de Avellaneda y se resolverá en los próximos meses", acotó el "Cholo" García.

Cabe recordar que la decisión fue dispuesta por Ferraresi a mediados del año pasado, en medio de una dura pulseada con el sector. Sucede que el diputado provincial y secretario adjunto de la FESIMUBO, Hernán Doval, manifestó que tenía intenciones de pelear la interna municipal en las primarias y -como si eso fuera poco- la tropa de García reunió los consensos para que, en noviembre, saliera el nuevo estatuto municipal, que contemplaba las paritarias, un reclamo de dos décadas.

Más aun, Ferraresi auspició la conformación de otro sindicato, la Unión de Municipales de Avellaneda, a cargo de Daniel Averza, un viejo miembro de la FESIMUBO y ex socio de su líder. Ferraresi le otorgó el código de descuento a esta flamante agrupación con el objetivo de vaciar a sus rivales, mientras crecían las diferencias políticas.

Todo esto es, sin dudas, un calco de las viejas disputas que tenían los municipales con el ex alcalde local, Baldomero Álvarez de Olivera.
Regresar