Sábado, 21 de Mayo de 2022

Massa pierde otros tres senadores bonaerenses

Como consecuencia del alejamiento de José Eseverri, dos legisladores de la Séptima Sección Electoral saltaron del Frente Renovador al FpV. Son Héctor Vitale y Carolina Szelagowski. También se fue Fernando Moreira, que responde a Gabriel Katopodis. Dejan a la bancada opositora con 11 miembros (tenía 20 hasta 2014) y al oficialismo con 22 más 5 aliados, en virtual quórum propio.

12-06-2015



Los senadores provinciales hasta ahora enrolados en el Frente Renovador, Héctor Vitale y Carolina Szelagowski, abandonaron ese bloque y optaron por sumarse a las filas del Frente para la Victoria dentro de la Cámara Alta. Los dos pertenecen a la Séptima Sección Electoral y están referenciados en la figura de José Eseverri, el Intendente de Olavarría.


Precisamente, Eseverri pegó el portazo hace una semana y rompió su relación con Sergio Massa, tras integrar su espacio formalmente por más de dos años y tener cercanías desde tiempo antes.


El pase de los legisladores fue confirmado ayer luego de una reunión que mantuvieron con el Vicegobernador de la provincia, Gabriel Mariotto, y donde certificaron su cruce de vereda.


Lo mismo ocurre con Fernando Moreira, senador de la Primera Sección Electoral y que, en su caso puntual, juega para el Intendente de San Martín, Gabriel Katopodis. Katopodis, como es sabido, es otro que salió del FR para acoplarse con el FpV.


Otro golpe para las huestes del massismo, acostumbrado a perder dirigentes en los últimos meses. Y una consecuencia de la diáspora que afecta a su armado: como casi todos los senadores y diputados responden a algún jefe comunal, cuando estos salen de un lugar para ubicarse en otro, sus hombres en la Legislatura siguen el mismo camino.


El FR queda, ahora, con sólo 11 miembros en el Senado provincial sobre un total de 46 miembros, una postal radicalmente distinta a la ostentada hasta fines del año pasado. El bloque conducido por Jorge DOnofrio llegó a tener 20 integrantes y estar a sólo 3 manos del quórum propio, un reducto de poder que Massa, ciertamente, no supo cómo aprovechar y utilizó para presionar en varios momentos clave, como con el debate por la Policía Municipal, que su tropa trabó y obligó a que esa iniciativa saliera por decreto de Daniel Scioli -situación que, a la larga, trajo más problemas que beneficios-.


Cabe señalar que esos 20 senadores constituían -siempre hasta diciembre del 2014- la primera minoría, superando por uno a la bancada del oficialismo. Aunque el Frente para la Victoria conformaba un interbloque junto con dos senadores aliados que acompañaban en casi todos los proyectos clave, Mónica Macha (Nuevo Encuentro) y el más díscolo Mario Ishii (PJ-Néstor Kirchner).


El FpV pasa a tener 22 miembros formalmente con estas dos incorporaciones y, por sí sólo, quedó a uno de la mayoría absoluta.


Sin embargo, los hombres del oficialismo pasan largamente el umbral necesario porque, además de los 22, tienen 5 aliados que levantan la mano cuando es necesario. Tales los casos antes citados, Macha e Ishii, pero también Baldomero Álvarez de Olivera y Patricia Segovia (que armaron el bloque Perón y Jauretche) y Alfonso Coll Areco (que tiene su propio unibloque). Así, el FpV tiene 22 miembros y 5 aliados, un total combinado de 27 si sumados estos grupos. Suficiente para sacar las iniciativas clave dentro de la Cámara de Senadores provincial.


Regresar