Sábado, 29 de Febrero de 2020

Se viene un nuevo satélite geoestacionario, el ARSAT-2

La prestigiosa empresa tecnológica INVAP, en conjunto con el Ministerio de Planificación, prepara un nuevo satélite que estaría listo para el mes de septiembre. Algunos detalles sobre este nuevo logro de la ciencia argentina, narrados por el Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC).

31-05-2015


Según un trabajo del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), el ARSAT-2 está en fase de ensayos ambientales en el Centro de Alta Tecnología SA (CEATSA) cuyas instalaciones están ubicadas en Bariloche, Río Negro. Estos ensayos corresponden a "recrear las condiciones dinámicas del lanzamiento y las condiciones del espacio exterior, con el objeto de crear la correcta funcionalidad de todos los sistemas" en esos escenarios.

"El satélite es sometido a condiciones de vacío y a una presión significativamente inferior a la presión atmosférica", agregó el informe.

"De manera simultánea se realizan ciclados térmicos en un rango de temperatura de -150 grados centígrados a 20 grados centígrados", precisó.

El lanzamiento está previsto para el mes de septiembre, nuevamente, como con el ARSAT-1, en la Guayana Francesa. También está en proyecto el ARSAT-3, un tercer satélite geoestacionario que prepara la empresa rionegrina INVAP.

El trabajo del OETEC completo:

Novedades sobre los satélites argentinos de telecomunicaciones ARSAT-1 y ARSAT-2

19-05-2015 | El satélite argentino de telecomunicaciones ARSAT-1 superó con éxito los eclipses, mientras que el ARSAT-2 se encuentra en fase de ensayos ambientales.

El pasado 16 de mayo se cumplieron siete meses del lanzamiento del ARSAT-1 en Guayana Francesa. Hace más de cuatro meses se encuentra prestando servicios. La empresa pública AR-SAT S.A., dependiente del Ministerio de Planificación Federal, propietaria y operadora comercial de los satélites geoestacionarios de telecomunicaciones de la serie ARSAT, informó que: "Con casi todos los clientes migrados, entre fines de febrero y mediados de abril el ARSAT-1 pasó su primera temporada de eclipses, una prueba de máximo nivel para su subsistema térmico y el de potencia, y un importante indicativo del completo éxito de la misión. Mientras tanto el ARSAT-2, que se lanza en septiembre, está en fase de ensayos ambientales".

Entre los desafíos que tuvo que sortear el ARSAT-1, se puede destacar su primera temporada de eclipses, ocurrida entre el 26 de febrero y 13 de abril, constituyendo una prueba de máximo nivel para sus subsistemas térmico y de potencia. Al respecto, AR-SAT informó:

"Entre esas fechas, la órbita del ARSAT-1 pasó todos los días por un cono de sombra y penumbra generado por la Tierra. El 20 de marzo pasado, además, se combinaron los eclipses de Tierra y Luna, dando lugar a uno de los eclipses más largos del Siglo XXI. Al no recibir luz solar directa, el funcionamiento del ARSAT-1 quedó garantizado por la energía almacenada en su batería, que le permitió mantener sus sistemas activos y un comportamiento nominal. Además, el satélite resistió perfectamente las transiciones térmicas extremas y veloces que implican su ingreso y salida del cono de sombra. En estas circunstancias el satélite pasa en cuestión de minutos de un calor de +140º bajo pleno sol, a un enfriamiento de -200º en plena oscuridad, para recobrar súbitamente los +140º no bien vuelve a quedar iluminado totalmente. Los eclipses son una de las pruebas más importantes que deben afrontar los satélites geoestacionarios durante su vida útil. Superar con éxito la primera temporada de eclipses es considerado un importante indicativo del éxito de la misión".

En relación al segundo satélite de la serie, el ARSAT-2, se encuentra en fase de ensayos ambientales en el Centro de Alta Tecnología S.A. (CEATSA, empresa creada por AR-SAT e INVAP en 2010), cuyas instalaciones se encuentran en Bariloche, dentro del predio de INVAP. Estos ensayos corresponden a recrear las condiciones dinámicas del lanzamiento (vibraciones mecánicas y acústicas), y las condiciones del espacio exterior (vacío y ciclados térmicos), con el objeto de verificar la correcta funcionalidad de todos los sistemas del satélite en esos escenarios. En ese sentido, el satélite es sometido a condiciones de vacío y a una presión significativamente inferior a la presión atmosférica. De manera simultánea se realizan ciclados térmicos en un rango de temperatura de -150° C a 20° C.

Tal como anunció días atrás el ministro de Planificación Federal, Arq. Julio De Vido, luego de la la reunión mantenida con autoridades del conglomerado empresarial europeo Arianespace, el lanzamiento del ARSAT-2 se debería llevar a cabo en septiembre de este año desde la Guayana Francesa.

Cabe señalar que en los satélites geoestacionarios de telecomunicaciones de la serie ARSAT (ARSAT-1, ARSAT-2 y ARSAT-3), participa la prestigiosa empresa de alta tecnología INVAP Sociedad del Estado en calidad de contratista principal, teniendo la responsabilidad de: "definir la arquitectura, el diseño básico, la ingeniería de detalle, la ingeniería de sistema y garantizar la calidad para el aseguramiento del sistema satelital", y además está a cargo del desarrollo tecnológico de componentes locales y de la integración de componentes importados, según señala un informe de Ricardo De Dicco, Director de Investigación Científica y Tecnológica del OETEC, publicado a fines de enero pasado (http://www.oetec.org/nota.php?id=996&area=11)



Regresar