Sábado, 8 de Mayo de 2021

Luis Acuña: Bicampeón del Torneo Clausura

Como ya hiciera con la obra de una escuela, ahora clausura el obrador de la empresa Tecma, encargada de avanzar con la conexión de cloacas y agua potable en Hurlingham.

19-05-2015



"La cloaca es salud y es un derecho que tienen las familias de este distrito que estaba olvidado, pero que hoy se está recuperando". La frase pertenece al concejal del Frente para la Victoria de Hurlingham Juan Zabaleta quien el 15 de mayo recorrió las obras de cloacas de 110 manzanas que se están realizando en el barrio Parque Quirno de esa localidad y anunció que ya se están por comenzar las obras en el barrio Curupaytí.
Sin embargo, y por segunda vez, una obra que beneficia a los vecinos del distrito fue clausurada por el Intendente Luis Acuña.
Esta no es la primera vez que Acuña clausura una obra que no lleva su sello. El 26 de septiembre del año pasado se presentó ante los profesionales encargados de la obra que la provincia de Buenos Aires llevaba adelante para erigir en ese distrito el nuevo edificio que alberga hoy a la Escuela Secundaria con orientación en arte, ubicada en el barrio 2 de Abril. Sin explicaciones coherentes; sin actas válidas y con su sola intervención, procedió a clausurar la obra y generó el repudio de toda la comunidad educativa de la zona, y de las familias que se veían afectadas por esta demora. (Ver Luis Acuña: Campeón del torneo "clausura" http://youtu.be/QA2tU8Kz5xc ). No conforme con esa acción, en diciembre de 2014 volvió a insistir con su costumbre de clausurar y esa vez esgrimió como excusa un incidente en el que se había caído la reja de lo que sería un portón cuando ingresó una camioneta que llevaba materiales a la obra.
Afortunadamente el Jefe comunal no pudo sostener su capricho y actualmente la escuela está funcionando ya a pleno con todos los cursos.
Hurlingham es hoy el distrito con menor conexión de agua potable y cloacas del conurbano y las obras que están en marcha se lograron gracias a la gestión que realizara Zabaleta con el Ministro de Planificación Julio De Vido y con el presidente de la empresa Aysa, Carlos Ben.
De continuarse tal como se planificó, entre fines de 2016 y principios de 2017 todo Hurlingham podría contar con servicio de agua potable y cloacas.
Pero parece que Acuña nunca escuchó la frase que versa "si no sos parte de la solución, no seas parte del problema" y sigue echándole gas pimienta al desarrollo del distrito.
Esta vez lo clausurado fue el obrador de la empresa Tecma, encargada de realizar la conexión de las cloacas y agua potable. La excusa municipal es que a dicho obrador le faltaba la protección contra incendios, algo que la empresa asegura que es lisa y llanamente falso. Pero como el Intendente de Hurlingham es insistente y perseverante en sus políticas públicas, tal como lo hiciera con la escuela, clausuró dos veces.
Ahora argumenta "falta de habilitación del obrador", que, sin embargo, no corresponde, dado que la obra está habilitada por Aysa, y el obrador es simplemente el lugar donde Tecma acopia los caños y cumple con todas las normas de seguridad impuestas también por Aysa.
Pero además, el acta de clausura presenta graves irregularidades. En primer lugar carece de testigos; en segundo término, no se aclaran las supuestas faltas que según el municipio habría cometido la empresa. Tercero, y último, la clausura corresponde al momento de haber una sentencia, algo inexistente en este caso.
Parece ser que ni la salud ni la educación son prioridades para Acuña, y toda obra no realizada por él, merece ser clausurada (o sea, todas).
Según fuentes municipales, las próximas acciones, enmarcadas en el "Plan Municipal de Tolerancia Cero al Desarrollo" a cargo de la Subsecretaría de Palos en la Rueda, serían operativos para:
-El 24 de diciembre decomisar el trineo de Papá Noel con todos sus regalos;
-Desratizar la casa del ratón Pérez;
-y presentarse en un jardín de infantes revelando la identidad de los Reyes Magos

Regresar