Viernes, 30 de Julio de 2021

Un sector de la FESIMUBO apuesta por Randazzo

El diputado bonaerense y secretario adjunto de la federación municipal, Hernán Doval, realizó un acto con militantes del FpV en Avellaneda que alientan la candidatura del ministro nacional. "Es la alternativa más kirchnerista y es quien va a garantizar la profundización de este proyecto", apuntó Doval durante la jornada.

04-05-2015



El diputado provincial del Frente para la Victoria, Hernán Doval, desarrolló un encuentro con militantes de la fuerza que, a nivel local, acompañan a Florencio Randazzo para las primarias de agosto. La jornada tuvo lugar en el triangulito del club Mitre con el fin de festejar el Día del Trabajador y volvió a servir para que el dirigente sindical marcara postura.

Hace un tiempo que el legislador bonaerense muestra signos de apoyo a la figura del ministro de Interior y Transporte.

Es toda una apuesta personal cuando algunos daban por sentado que su sector, tras los logros del año pasado, estaría más cerca de Daniel Scioli.

Sucede que Doval es el secretario adjunto de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO), el espacio que conduce Rubén García y que representa a empleados comunales de los 135 distritos bonaerenses. Compite por la representación laboral con la Federación de Municipales de la Provincia de Buenos Aires a cargo de su eterno rival, Oscar Ruggiero.

Si bien Ruggiero todavía conserva a la mayor parte de los afiliados, el "Cholo" García comenzó a ganar terreno en los últimos años luego de separarse a fines de los noventa y lanzar su propia federación en los primeros años del nuevo milenio. Desde un tiempo a estar parte, por caso, la FESIMUBO empezó a sumar adhesiones y transformarse en un rival de peso.

2014 fue un año crucial en la historia de la FESIMUBO por la aprobación del nuevo régimen laboral, una ley que redefine la relación entre los intendentes y los gremios municipales, entre otras cosas por reconocer el derecho a un convenio colectivo de trabajo y paritarias cada año. Las negociaciones estaban vedadas desde hacía más de dos décadas por un marco legal que impuso, en su momento, el ex Gobernador de la provincia, Eduardo Duhalde, y que fue aprobado tanto con venia de los jefes comunales como el antecesor de Ruggiero, Alfredo Atanasof.

La nueva normativa cambia eso de raíz y es particularmente importante para Doval porque él mismo fue su autor. Pero lo cierto es que tuvo el visto bueno de la Legislatura bonaerense, luego de varios meses de debates y reproches de los alcaldes, recién cuando intervinieron el Vicegobernador y titular del Senado, Gabriel Mariotto, y especialmente el Gobernador, Daniel Scioli.

De hecho, la misma norma fue instrumentada en el verano durante un acto encabezado por el propio Scioli y junto a García y Doval, en una postal de importantes tintes políticos.

Pero Hernán Doval juega para Randazzo, aparentemente sin matices ni lugar a ambigüedades. "Randazzo es la alterativa más kirchnerista y es quien va a garantizar la profundización de este proyecto", recalcó este último fin de semana.
Regresar