Martes, 20 de Octubre de 2020

En el massismo, no descartan fugas si ingresa Insaurralde

El que agitó nuevamente la interna es Walter Carusso, soldado de Gustavo Posse en la Legislatura provincial. Dijo que Posse, Mónica López y Darío Giustozzi dejarían el Frente Renovador si Sergio Massa incorpora a MI. Desde Lomas, en tanto, un histórico como Osvaldo Mércuri pasó el tema en limpio y pidió una sorpresiva fórmula, que integre dos de la Tercera Sección Electoral: López y Giustozzi.

13-01-2015



Pasó el ingreso de Francisco De Narváez y esta vez, como en meses recientes, el tema Martín Insaurralde vuelve a levantar polvareda en el seno del massismo que ya cuenta con 6 candidatos para la Gobernación bonaerense.

En esta oportunidad, el diputado provincial del Frente Renovador, Walter Carusso, vaticinó que Gustavo Posse, Mónica López y también Darío Giustozzi "abandonarían" el espacio en caso que el lomense pasara a formar parte. "Nosotros no vamos a compartir un espacio donde no tenemos el mismo norte", sentenció esta mañana.

"Yo no afirmo nada, simplemente transcribí una noticia y pienso lo mismo que formuló Gustavo Posse en los distintos reportajes que le hicieron: cuando formamos el Frente Renovador era para enfrentar al kirchnerismo y queremos seguir en lo mismo, y no ser parte de los que nosotros les ganamos", siguió en diálogo con la agencia BA Noticias.

"Martín Insaurralde es una de las personas a las cuales vencimos en 2013, entre todos los intendentes que conformaron el Frente Renovador", analizó Carusso.

El legislador provincial, ex radical y referenciado en el possismo, distinguió el eventual ingreso de Insaurralde y el flamante fichaje de De Narváez. "Francisco De Narváez siempre estuvo en la oposición, por ejemplo, y nosotros no tenemos nada que decir en contra de ese pase", explicó el dirigente, haciendo una salvedad para el ex dueño de Casa Tía, pero implacable respecto a MI.

Para Sergio Massa, que esperó su llegada por varios meses y todavía no logró que fuera confirmada desde Lomas de Zamora, es un problema adicional. Sabe que corre riesgo de desordenar su rebaño si acepta la incursión del ex diputado nacional y, a la vez, choca contra el hecho de que ninguno de sus candidatos actuales sea realmente competitivo por sí solo.

El ir y venir de Insaurralde da también tela para cortar en sus pagos, distrito gigante de zona sur. Allí uno de los operadores massistas desde 2013 es Osvaldo Mércuri, hombre históricamente ligado a Eduardo Duhalde y ahora reciclado -junto con su mujer María Elena Torresi y su hijo Gabriel- en la fuerza encabezada por Massa, y éste evaluó que "a esta altura las posibilidades de Martín cada vez son menores" de entrar.

"Massa le dio todo el tiempo, algunos se enojaron, otros dijimos que estaba bien que viniera, pero tenía que tener una postura distinta al Gobierno", dijo a Política del Sur.

"Que se defina y que venga a competir, si es que Sergio Massa, nuestro conductor, lo acepta", indicó.

Mércuri, por otra parte, advirtió que sería "ideal" una fórmula conjunta entre Mónica López y Darío Giustozzi camino a la candidatura provincial que ambos propulsan en estos momentos. "Les estoy pidiendo que se junten. No digo que caminen juntos, que se junten. Que la Tercera Sección Electoral, que tiene dos excelentes candidatos, se junten y después veremos", recalcó.
Regresar