Viernes, 29 de Mayo de 2020

"De Narváez no tiene capacidad para ser Gobernador"

El Intendente de Almirante Brown y referenciado en el giustozzismo, Daniel Bolettieri, cruzó a Francisco De Narváez, el rival a vencer para esa tropa. Un cruce que reanima la interna provincial por la Gobernación.

29-04-2015



El Intendente interino del distrito, precandidato a erigirse como el sucesor oficial, reavivó la interna en la carrera por la Gobernación bonaerense este año con nuevas críticas para Francisco De Narváez, que es el mejor posicionado en las encuestas y, desde que ingresó a las filas del massismo en febrero de este año, desplazó a Darío Giustozzi, el elegido del primero.

Daniel Bolettieri, naturalmente, salió en defensa de Giustozzi y cargó duro contra el empresario, ex dueño de Casa Tía.

"Yo aspiro a que haya una única lista y la única persona que tiene la capacidad dentro del Frente Renovador es Darío Giustozzi. Creo que Francisco De Narváez no tiene capacidad para ser Gobernador porque nunca ha gestionado nada", fustigó el jefe comunal, abriendo una nueva grieta entre su espacio y el que comanda el "Colorado", siempre camino a las primarias de agosto.

"Giustozzi va a ser candidato a Gobernador de la Provincia de Buenos Aires por el Frente Renovador y holgadamente es el que tiene mayor capacidad y lo ha demostrado en su gestión en Almirante Brown, un municipio de 650.000 habitantes. Yo voy a ser precandidato a Intendente y espero poder revalidar el trabajo y continuar el proceso de transformación comenzado por él en 2007", destacó en diálogo con Política del Sur.

Cabe destacar que, ya desde el año pasado, la disputa por el sillón de Dardo Rocha es quizá la más tensa de todas puertas adentro del Frente Renovador, visto y considerando que -a nivel nacional- nadie disputa el liderazgo del propio Massa. Hasta tiempo atrás había otros tres candidatos más, que eran Mónica López, Jesús Cariglino y Felipe Solá.

Solá fue el primero en bajarse de la contienda, aduciendo cuestiones de fondos y presupuesto para solventar la batalla electoral.

Cariglino está en dudas, como también su permanencia en el FR, a partir de sus dichos y algunas frases que deslizaron sus hombres de confianza durante las últimas semanas. Algunos hablan de un puente que el malvinense tendría con el PRO, que data de varios años atrás, y no descartan que desembarque cerca de Mauricio Macri en unos meses -su modus operandi es cambiar de camiseta cuando falta poco para el cierre de listas e inscripción de postulantes en la Justicia Electoral-.

Mientras que López mantiene sus aspiraciones pero, al menos en semanas recientes, bajó el nivel de apariciones públicas. Sus números en los sondeos están por debajo de los registrados por Giustozzi.

Como están las cosas, los mejores posicionados son De Narváez y Giustozzi, sobre todo el primero de ambos, que llega mejor parado en las mediciones sobre intención de votos. El sector de Giustozzi ahora trata de volver a posicionarse, reciclando las diferencias antes citadas, como el rival a vencer era Martín Insaurralde hace un año.
Regresar