Viernes, 20 de Mayo de 2022

El massismo minimiza la salida de "Cacho"

Indudablemente golpeados por la partida de Baldomero Álvarez de Olivera, que volverá a trabajar con Daniel Scioli, desde el Frente Renovador tratan de restarle importancia y ya hablan de dos listas como máximo en las primarias locales de agosto. Los que se perfilan, por ahora, son Armando Bertolotto y Sandra Alice, que eran aliados hasta ahora. Pero no están solos.

24-04-2015


Así como la salida de Baldomero Álvarez de Olivera impacta sobre la relación de fuerzas dentro del Senado provincial, también en Avellaneda sacan cuentas y analizan las consecuencias de su alejamiento, especialmente porque una parte del massismo local estaba recostado en su armado. Tanto es así que, en las últimas semanas, crecían los rumores de que impulsaría a su hijo, Maximiliano Álvarez, como postulante a Intendente y retador de Jorge Ferraresi.

El Frente Renovador de Avellaneda, por empezar, es un fenómeno aparte. Por la cantidad de ramificaciones que superan en número a otros distritos de la región.

Baldomero, en el último tiempo, estaba asociado a los vértices de Mónica López y Alberto Roberti, un matrimonio con largo recorrido en el municipio aunque pocos votos, y el concejal José Alessi. Pero surgieron desacuerdos con este último, cuando el edil comenzó a mostrar intenciones de jugar solo y cortarse para las primarias de agosto.

Ahí arrancaron los rumores de que "Cacho" Álvarez y la dupla López-Roberti propulsarían a Maximiliano Álvarez como aspirante local, cosa que, no obstante, apenas llegó a sonar.

Por un carril alternativo, paralelamente, hay otra olla a presión en la vertiente que lidera Armando Bertolotto, otro concejal del distrito y ex Presidente del Concejo Deliberante hasta fines de 2012. Bertolotto es, de todos, el que cuenta con los mayores avales desde la cúpula misma del espacio: Fernando Galmarini bajó hasta Avellaneda en más de una oportunidad para apuntalarlo y el consenso general es que, por afinidad, llega como el favorito.

Curiosamente, Bertolotto no esta solo en sus inclinaciones personales. Porque una dirigente hasta ahora cercana a él, la edila Sandra Alice, tampoco descarta la posibilidad de competir en suelo avellanedense.

Es Alice quien, conciente de la baja que sufre la otra punta massista, sale a hacer las aclaraciones del caso y minimizar que Baldomero ya no integre más esas filas. "No modifica el escenario del massismo la partida de Cacho Álvarez, creo que no", señaló la precandidata a Intendenta del pago chico, en diálogo con el programa radial Política del Sur.

"No sé qué va a hacer ni cómo va a actuar ni qué arregló con el sciolismo", agregó la mujer.

Y ya comienza a vislumbrar un escenario de polarización entre ella y el citado Bertolotto, descartando cualquier otra opción por afuera de su universo. "Creo que esto va a terminar en dos listas como máximo, más sería un despropósito, sería una con el candidato a Gobernador Francisco De Narváez y Armando Bertlotto en el distrito; y la otra con Darío Giustozzi y yo", analizó.

"Jugaremos en las PASO, me parece que venimos creciendo bien y que nos esperan unos meses de ardua tarea. A partir de ahora voy a estar instalándome con el candidato a Gobernador", completó.


Regresar