Lunes, 24 de Febrero de 2020

En marzo, la recaudación bonaerense dio un salto del 50 por ciento interanual

Sólo en el tercer mes del año, la Provincia de Buenos Aires registró una suba del 50 por ciento respecto a ese mismo mes del 2014, mientras que la comparación primer trimestre contra primer trimestre, en cambio, muestra una suba del 37,5 por ciento. Ingresos Brutos y Automotor, las dos vedettes.

24-04-2015



La recaudación bonaerense aumentó, durante marzo, un 50 por ciento en relación con el mismo mes del año pasado, mientras que el primer trimestre, en general, cerró con una suba interanual del 37,5 por ciento. Son cambios en los fondos engrosados que no sólo están emparentados con la inflación sino, en realidad, algunas modificaciones de carácter cualitativo operadas por ARBA, que es la agencia recaudadora de la provincia.

Así, según los datos divulgados por el Ministerio de Economía provincial, los números aumentos son, en parte, debido a una mejora exponencial en un tributo particular como es el Impuesto Automotor. La diferencia es por el cambio en el cronograma de pagos que realizó el órgano, que trasladó el vencimiento de una cuota para el mes de marzo este año y eso significó una mejora del 900 por ciento, nada más y nada menos.

Durante todo el trimestre, en tanto, la provincia engrosó la friolera de 1.138 millones de pesos y acumuló una suba del 101 por ciento en ese período de tiempo, siempre por el Impuesto Automotor.

Por otra parte, el Impuesto Inmobiliario (Rural y Urbano) alcanzó una suma trimestral de 759 millones de pesos en el tercer mes del año, que representa un salto de 27,4 por ciento, más a tono con los índices de inflación registrados en los doce últimos meses. El edificado urbano, puntualmente, incrementó sus ingresos por un 56 por ciento en total, percibiendo, globalmente, 228 millones de pesos, mientras que rural llegó a los 491 millones de pesos, un 16 por ciento más que en marzo del año pasado.

El Impuesto a la Herencia, uno de los más progresivos de toda la matriz tributaria, subió un 62,6 por ciento en marzo, aunque la cifra final no pasa la barrera de los 13 millones de pesos, evidenciando un impacto mínimo en los niveles de recaudación totales. Sellos fue otro de los gravámenes con alto impacto, tras registrar un progreso del 48,5 por ciento y 646 millones de pesos acumulados siempre en el primer trimestre.

Pero como ocurre cada mes, trimestre y año, el más significativo es el Impuesto a los Ingresos Brutos, indudablemente el más regresivo y que grava a toda la actividad económica, impactando en los precios finales y convirtiéndose en un equivalente provincial del IVA (Impuesto al Valor Agregado). Es un tributo inflacionario por excelencia y que en la Provincia de Buenos Aires, como en todo el país, explica el grueso de los recursos recaudados.

Durante el primer trimestre de 2015, Ingresos Brutos alcanzó los 19.242 millones de pesos, connotando un aumento del 27,4 por ciento con respecto a ese mismo período pero del año anterior: un incremento menos agresivo de lo esperado, al menos considerando -nuevamente- la inflación acumulada del último año. Y sólo en marzo último, la provincia percibió un 31 por ciento más que en el mismo mes de 2014.
Regresar