Miércoles, 20 de Octubre de 2021

El volcán Calbuco se hace sentir en Bariloche

"La ciudad está paralizada, no hay movimiento", contó Carlos, periodista de Radio Nacional, aunque precisó que "la gente lo tomó con mucha calma" en diálogo con Buenos Aires 2punto Formato Radio. Hay un poco de ceniza acumulada en los techos y autos, pero sobre todo el gusto a azufre y problemas de respiración cuando los ciudadanos salen a la calle. El siguiente paso será analizar cuán contaminantes son las cenizas.

23-04-2015



Las cenizas del volcán Calbuco, que hizo erupción durante la tarde de ayer, en Chile, comenzaron a caer en la ciudad de Bariloche y otras del sur argentino, recreando el recuerdo del 2011 cuando el Copahue produjo un fuerte impacto tanto en la vida cotidiana como la actividad económica de esos lugares, con consecuencias que perduran incluso hasta la actualidad. Los habitantes de Bariloche, por caso, mencionan que todavía quedan grandes cantidades de cenizas en algunos sitios donde no fueron removidas.

Y ahora hay nueva alarma porque aun no conocen qué tipo de ceniza despide el Calbuco, cuán contaminante es y si va a afectar la provisión de los servicios básicos, especialmente el agua potable.

Sí advirtieron que algunas cosas son como entonces: como la cantidad de ceniza acumulada en los techos y automóviles (en menor cantidad), el gusto a azufre en la boca cuando salen a la calle y la picazón en los ojos. Demás está decir que casi toda la actividad en esa comuna rionegrina está virtualmente paralizada, incluyendo colegios y universidades.

"La gente lo tomó con mucha calma y varios esperan los resultados", valoró Carlos, periodista de Radio Nacional.

"La ciudad está paralizada, no hay movimiento", acotó, en diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio.

"No hay mucha ceniza en los techos, pero, de todas maneras, se respira un aire, un gustito a azufre, y cuando uno está afuera se respira con dificultades", precisó Carlos e insistió, sin embargo, que actualmente "no hay tanta preocupación", cosa que atribuyó a la experiencia vivida en 2011. También mostró su sorpresa por el hecho de que esto haya sucedido de manera tan repentina, casi sin aviso, porque "los chilenos tienen muchos mecanismos de alarma" para detectar y anticiparse a estas calamidades naturales.

"Los efectos en la salud no los conocemos, se va a analizar el tipo de ceniza y se va a ver cómo afecta a la salud de cada uno", recalcó y analizó que "hay que ver cómo se desarrolla en los próximos días, quizá la mayor consecuencia sea en el sector rural". Y concluyó esperanzado en que "esto no sea similar a 2011".

Cabe recordar, además, que la Intendenta de Bariloche, María Eugenia Martini, informó que la Municipalidad conformó un comité especial de emergencia y trató de llevarle tranquilidad a la comunidad con un mensaje de aliento a la noche del miércoles. Autoridades nacionales y provinciales entraron en contacto con la jefa comunal y anunciaron que, en pocas horas, viajarían hasta su ciudad para colaborar y asistir en todo lo posible.

Además de las clases, también los vuelos de avión fueron cancelados, mientras que el servicio de transporte urbano, al menos en parte, seguía en funcionamiento hasta la noche de ayer y sus responsables garantizaban 48 horas de movimiento.
Regresar