Sábado, 24 de Octubre de 2020

Grieta institucional en Lanús

Un grupo de concejales logró que el Presidente del Concejo Deliberante, Héctor Bonfiglio, acepte una sesión especial para tratar la posibilidad de cambiarlo. Denuncian que hubo aprietes en la última sesión y problemas con la administración de los recursos del HCD. Bonfiglio respondió y siguen los cruces.

16-04-2015


Desde el oficialismo local y una parte del Frente Renovador, que lidera Nicolás Russo, criticaron la medida impulsada por un sector de la oposición.

Cabe recordar que los concejales opositores Jorge Schiavone, Martín Medina, Marcelo Rivas Miera, Emiliano Bursese, Oscar López, Noelia Quindimil, Alberto Torres, Salvador Baratta y Stella Maris García presentaron una nota para solicitar una sesión especial y solicitar, en ella, el cambio de autoridades dentro del cuerpo deliberativo.

Esto significa, en otras palabras, que están pidiendo la salida de Héctor Bonfiglio, hombre importante del peronismo local, enrolado en el Frente para la Victoria y equidistante del Intendente local, Darío Díaz Pérez.

Bonfiglio anunció que recibió el ingreso de reclamo y confirmó que habrá, como exige casi toda la oposición, una sesión especial durante la próxima semana. Será el lunes que viene, a partir de las 11.30, y servirá para plantear un juego de fuerzas interesante: hay que ver si la oposición va a fondo, cuáles son los argumentos y qué actitud toman los ediles dariístas -así son conocidos los que responden a Díaz Pérez en el HCD-.

El Presidente del cuerpo rompió el silencio y pasó en limpio el cuadro de situación actual. "Están tratando de resolver un problema interno que tienen en la oposición, existe un código no escrito en la política de que el Presidente del Concejo debe pertenece al oficialismo", observó la autoridad legislativa, en diálogo con Inforegión.

"Los que tienen vocación de poder lo entienden y respetan porque tienen la expectativa de llegar a la Intendencia y seguramente ellos pretenderán que la presidencia esté con su mismo color político. Es incomprensible desde el lado del PRO ya que supuestamente tienen vocación de poder, pero la alianza que han hecho con los radicales, los han dejado en una minoría y se les impone este tipo de actitud para buscar barullo", cruzó.

No es lo que argumentan los opositores, quienes atribuyen la decisión a una situación ocurrida durante la última sesión. Empleados del Concejo Deliberante denunciaron aprietes ante el clima tenso vivido en el recinto, por la cantidad de expedientes complicados que estaban en la orden del día, entre ellos, por ejemplo, la emergencia en materia eléctrica y de seguridad.

"Los propios concejales sufrimos aprietes, a mí me rayaron todo el auto", criticó el radical Bursese.

"Pedimos el cambio de autoridades después del acto patotero que sufrimos los concejales y empleados del Concejo. Mandamos una nota al Presidente porque considerábamos que él debía otorgar las sanciones correspondientes y no actuó como correspondía", indicó Schiavone, jefe de la bancada del PRO, y cuestionó que además "hay otras cosas que tienen que ver con la administración del Concejo como la falta de elementos para trabajar y otro motivo es que está usando la posibilidad que tiene el Presidente del voto doble para dirimir algunas cuestiones como fue la composición de las comisiones donde no se respetó el porcentaje que tenía que tener cada bloque".


Regresar