Sábado, 31 de Julio de 2021

La FESIMUBO ultima el convenio base para las paritarias

La federación que aglutina a los sindicatos municipales bonaerenses prepara el acuerdo que, una vez sellado por los jefes comunales, servirá como base para desarrollar las paritarias del sector bajo los lineamientos de la nueva ley del sector, aprobada en noviembre del 2014.

10-04-2015


Pasada la polémica por la ley 11.757, aprobada a fines de 2014, la conducción de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO) trabaja para organizar y sellar las primeras paritarias del sector a partir del flamante marco regulatorio, que permitirá, ya entrada en vigencia, la creación de un nuevo convenio colectivo de trabajo.

"Hace un tiempo en Tandil se reunieron todos los abogados de los distritos, y ahora se está trabajando para avanzar en la estructura jurídica para el nuevo convenio general para todos los municipales de la provincia, que después nos servirá para adecuarla a la realidad de cada distrito, sus números y lo que uno negocie para mejorarlo", explicó el secretario de prensa, Pablo Salvo.

Hacia fines de este mes -confesó el dirigente- estaría listo el convenio de base para mandarlo a los intendentes y que empiecen a analizar su contenido.

"A partir del primer día hábil de la ley, nuestra idea es que los Concejos Deliberantes voten la ordenanza para que entre en vigencia", fundamentó en diálogo con el programa radial Operativo Retorno.

"No hay temor a que se intente postergar la decisión para luego de las elecciones. Esta es una ley que venimos esperando hace muchos años, más allá de la campaña electoral. No hay impedimento para que nos sentemos un rato a discutir estas cosas. No vamos a permitir que se postergue, ya se la comuniqué al Intendente de Morón", afirmó.

"Algunos intendentes creen que la nueva ley se va a implementar de manera mágica, cuando tiene todo un trabajo previo. No le están dando la importancia que tiene para nosotros, es un cambio de paradigma en la relación entre trabajador y patrón", puntualizó Salvo y precisó que los convenios salariales firmados hasta ahora, en realidad, representan un "acuerdo entre partes, no es una paritaria, el Intendente mismo puede cambiarla con un decreto" a voluntad.

Esto significa, en otras palabras, que las paritarias sectoriales todavía no comenzaron bajos los designios de la ley. Es decir, faltan varios pasos por sortear.

"La ley es para todos igual. Así como privilegiaron la ley 11.757, en esta vamos a hacer privilegiar a todos los trabajadores, la nueva ley. Eso vamos a hacer, que se cumpla la ley", continuó el hombre de la FESIMUBO y enfatizó, por otra parte, que "lo que el nuevo Gobernador (a partir de diciembre del 2015) puede hacer es mandar una nueva ley, no vetar" la actual.

Para la federación, conducida por Rubén García, la aprobación del régimen laboral fue todo un triunfo en noviembre del año pasado cuando, en una sesión conjunta, el texto tuvo el visto bueno en las dos cámaras de la Legislatura. La ley era autoría de su secretario adjunto, el diputado provincial Hernán Doval, y salía tras varios intentos fallidos en años previos -uno fue obra del propio "Cholo" García, cuando fue diputado por cuatro años, como miembro del Frente para la Victoria-.



Regresar