Sábado, 31 de Julio de 2021

Arde el kirchnerismo de Avellaneda

El conflicto retoma las diferencias del año pasado luego que, en los últimos días, el diputado provincial Hernán Doval -identificado con la FESIMUBO- confesara su deseo de jugar la interna del FpV y competir con el Intendente, Jorge Ferraresi. Ahora arrancaron los vaivenes y cruces verbales. Descalificaciones mutuas.

30-03-2015


Si el massismo monopoliza todas las miradas en tiempos recientes, a partir de los desacuerdos internos y la cantidad de dirigentes con intenciones de lanzarse a la carrera por la sucesión local, en el Frente para la Victoria existen fisuras de importancia también. Es que el Intendente del distrito, hombre directamente alineado con el oficialismo nacional, anunció que buscará la reelección y seguir en el poder por otros cuatro años -llegó como interino en 2009 y ganó el cetro oficialmente en las elecciones de 2011 por primera vez-, pero una parte del kirchnerismo local tiene otros planes.

Sucede que así como Jorge Ferraresi representa a una parte del Frente para la Victoria, el apoyo a las políticas de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, a nivel comunal, registra un antecedente más viejo: la primera pata de la Casa Rosada en Avellaneda remonta a los trabajadores de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO), un movimiento provincial que nace en el gigante de la Tercera Sección Electoral porque su líder, Rubén García, proviene de esa tierra y fue diputado provincial del espacio entre 2005 y 2009.

En efecto, cuando Ferraresi -antes ligado a Baldomero Álvarez de Olivera, ex Jefe comunal- todavía coincidía en el duhaldismo, los dirigentes gremiales de la FESIMUBO acompañaban a NK en los inicios del modelo, en 2005. Baldomero -y con él Ferraresi- comenzaron a acercarse recién hacia comienzos de 2006, siempre enemistados con los municipales, que tenían estilo propio y realmente eran un problema.

Si bien hubo un período de tregua entre 2012 y 2013, la realidad marca que un hombre de la FESIMUBO reproduce la vieja interna del peronismo local. Esta vez no es el "Cholo" García, secretario general de la federación, sino su segundo: Hernán Doval, diputado provincial del FpV, secretario adjunto del ascendente espacio sindical y recordado por ser el autor de la ley municipal aprobada en la Legislatura durante noviembre del año pasado.

Doval no esconde sus ganas de presentarse y disputarle la pelea chica a Ferraresi. Ese es uno de los motivos de la ruptura.

"No hay que olvidar que el Frente para la Victoria ha sido transformador del distrito, pero por las obras que llevó a cabo el Gobierno nacional", declaró el legislador provincial y analizaba, para echar más pimienta, que si "gana el kirchnerismo local será por esta transformación que se llevó a cabo desde Nación". No sin reconocer, en diálogo con el portal Inforegión, que existía la "posibilidad de competir por la Intendencia" del municipio.

Ese último comentario, en rigor, era una respuesta a Jorge Degli Innocenti, concejal ferraresista de la primera hora y jefe del bloque oficialista. "A Doval no lo conocen ni como diputado, sí es reconocido mucho más en toda la Provincia de Buenos Aires por la ley de paritarias municipales pero nada más", indicó el edil y aseguraba que no le preocupa su postulación.

Como están las cosas, no está descartada la interna. Los resultados mostrarán, de comprobarse, si el arrastre sindical de los municipales alcanza para hacer fuerza. Cuentan con la experiencia de casi diez años en política, que no es poco.


Regresar