Martes, 1 de Diciembre de 2020

Los judiciales le dijeron que no a la Provincia

El gremio más importante del sector, la AJB, rechazó una suba del 7 por ciento -más un adicional del 2 por ciento a repartir con el criterio que ellos mismos establezcan- ofertada en la primera paritaria del año. Sería para los primeros meses de 2015, como también propusieron a docentes, estatales y médicos.

10-01-2015



La Asociación Judicial Bonaerense (AJB) rechazó la oferta salarial presentada por la Gobernación bonaerense en el primer encuentro paritario del año, que tuvo lugar durante el viernes a la mañana y donde la proposición en sí fue una suba del 7 por ciento para los primeros dos meses de este año, es decir enero y febrero -a ser cobrado en febrero y marzo-.

La propuesta también incluyó un 2 por ciento adicional para inyectar a la masa salarial, con una distribución que dispone el gremio de la CTA disidente.

Son porcentajes similares a los que fueron acordados con docentes y estatales y ofertados a los médicos de los hospitales públicos.

Sin embargo, la tropa conducido por Hugo Blasco bajó el pulgar y pidió más para esta primera etapa del año. "Previo a analizar la propuesta efectuada resultaba necesario resolver el conflicto abierto a partir del aumento otorgado a los magistrados en el mes de diciembre, en abierta práctica desleal atento a haberse resuelto por fuera de la discusión salarial cerrada a fines de abril del 2014", señaló.

Es que, afectivamente, la provincia aplicó un incremento especial de entre 4 y 5 por ciento a los jueces del sistema bonaerense, el sector que más ingresos percibe dentro de ese ámbito institucional. El Colegio de Magistrados alegó que era el segundo tramo del aumento anual, adeudado desde octubre y liquidado recién para el último mes del año, cosa que la AJB desmintió tajantemente.

Y ese monto valió un fin de año conflictivo en la Provincia de Buenos Aires, luego que el sindicato concluyera diciembre con dos días de paro, adelantando el inicio de la feria judicial que terminará el primer día hábil de febrero. No obstante, los judiciales tampoco descartan la posibilidad de continuar con las medidas de fuerza cuando arranque la actividad en tribunales nuevamente.

Blasco agregó la necesidad de "compensar el aumento dispuesto a los magistrados con un incremento de igual monto para los empleados y funcionarios, y retroactivo al 1° de diciembre de 2014" y sugirió que "el 2 por ciento de masa salarial, propuesto en forma adicional al otro 7 por ciento, sea distribuido entre los niveles 6 y 19,5 representados por el gremio judicial".

La idea es que la discusión propiamente dicha, pensando en el aumento anual para 2015, comience más adelante y ahí sean tratados otros reclamos de los empleados judiciales como -por ejemplo- la Porcentualidad Salarial, un viejo mecanismo que enganchaba sus ingresos a los haberes percibidos por la Corte Suprema y los miembros del Poder Judicial con más alto rango.

El siguiente paso, ahora, será retomar las conversaciones con los médicos y judiciales y esperar a que empiece la negociación anual tanto con maestros como estatales.
Regresar