Sábado, 15 de Mayo de 2021

De Hurlingham al mundo, la historia de Fio Silva

Buenos Aires 2punto0 Formato Radio conversó con la artista de 23 años, que pintaba murales en Villa Tesei y, de un día para el otro, ganó un concurso internacional para mostrar su arte en las ciudades más importantes de Europa. Vuelta a su localidad natal, tuvo el privilegio de pintar un mural alusivo al 24 de marzo. "Es algo que emerge de un pueblo", comentó. Imperdible testimonio.

27-03-2015



La muralista de Hurlingham, Fiorella Silva, representó a la ciudad a lo largo de Europa, con trabajos en lugares tan importantes como Londres, Roma, Milán o Ámsterdam, donde tuvo la oportunidad de mostrarse como nuevo talento del arte urbano luego de ser elegida entre 107 artistas diferentes de 40 países en total, todo un privilegio que aceptó y ahora engalana a la comuna.

"Fio", en concreto, fue seleccionada como la ganadora en el concurso The Next Big Thing, para la búsqueda de talentos.

Este concurso fue organizado por Femme Fierce, una celebración que apostaba a ser el festival más grande de mujeres en el graffiti y arte urbano, en colaboración con Spring Projects, espacio para la exhibición de propuestas artísticas innovadoras como las que ella ofrece. El objetivo era -indicaban- "encontrar a la artista más prometedora y promoverla" y esa fue Fiorella, que acariciaba el estrellato de la noche a la mañana.

Con sólo 23 años, la joven encontró esta veta recién en los tres últimos años. Dejó todo lo que hacía, estudio y trabajo, para embarcarse en un sueño que empieza a dar sus réditos y proporcionarle reconocimiento.

"Básicamente, el proyecto se llama Spring Projects. Me enteré por un colega que me dijo el año pasado, había que mandar un email y tres fotos. Lo hice y me olvidé, porque dije que iba a ser imposible, que no iba a ganar, y una semana después me llamaron. Gané", contó la promesa hurlinghense a Buenos Aires 2punto0 Formato Radio.

"Había cuarenta y pico de chicas de países distintos", agregó este viernes.

"La convocatoria se hizo el 8 de marzo, en relación al Día Internacional de la Mujer, es verdad, pero la temática de los murales no tenía que estar relacionada específicamente con la mujer", aclaró.

"Empecé hace como tres años, más o menos. Me encantó y empecé a pintar en el barrio, en Villa Tesei", comentó Silva y valoró la experiencia del último fin de semana cuando, en las vísperas del 24 de marzo, que sirvió para recordar la tragedia del último golpe militar, fue invitada a participar de una actividad en la Plaza de los Inmigrantes -siempre en su localidad- para pintar un mural alusivo, con el que terminó de ganarse los corazones de sus vecinos.

"Me encanta, porque es algo que emerge de un pueblo, que emana", indicó.

Por otra parte, la niña mimada del arte callejero local también habló de las políticas en materia cultural dentro del distrito y analizó que haría falta una serie de cambios. "No digo que no se haga nada, porque tampoco tengo el conocimiento de las políticas municipales, pero creo que hay como un espacio que la gente está intentando acá, con movidas de autogestión, pero cuesta bastante si querés conseguir la pintura o los andamios, como en mi caso. Yo me tuve que romper la cabeza para ver cómo hacía para vivir de esto", explicó.

Y detalló: "Hay un potencial enorme y todavía falta, apoyo y proyectos serios y que se tengan en cuenta. Es difícil avanzar en esto, me encantaría que Hurlingham sea un lugar atractivo, que esté lleno de murales".
Regresar