Miércoles, 21 de Octubre de 2020

Kicillof encabezó una conferencia y ratificó su posición frente a las aperturas

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, afirmó que "es un error abrir prematuramente. No podemos acompañar más apertura. No podemos perder en 5 días lo que logramos en meses". De esta manera apuntó nuevamente a la decisión de Horacio Rodríguez Larreta y buscó respaldo en los intendentes bonaerenses de ambos sectores políticos.

31-08-2020



(U24) El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, brindó una conferencia de prensa para informar detalles sobre la situación epidemiológica por la pandemia en territorio bonaerense.

El mandatario provincial comenzó a hablar a las 10:27, acompañado por 5 intendentes del AMBA: Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mayra Mendoza (Quilmes) y Juan Zabaleta (Hurlingham);y por la oposición Néstor Grindetti (Lanús) y Julio Garro (La Plata), y la jefa de terapia intensiva del Hospital San Martín, en La Plata, Elisa Estenssoro.

En primer lugar, el gobernador envió un "mensaje de unidad, en esta situación tan complicada en la provincia". Presentó a los intendentes que lo acompañan "en representación de los 135 intendentes de la provincia de Buenos Aires", y a Estenssoro, que aclaró, "vino como parte de los trabajadores y trabajadoras de la salud de la provincia de Buenos Aires, quiero que cuente la situación que se viven los hospitales, a través suyo quiero agradecer a los trabajadores y trabajadoras de la salud por el trabajo, por el compromiso, por el profesionalismo y la fuerza en esta situación inesperada y dramática".

El funcionario contó: "El viernes tuvimos una reunión con el presidente y el jefe de gobierno de la Ciudad muy extensa donde analizamos en detalle la situación sanitaria del AMBA, que es una zona sanitaria única, por eso es necesario coordinar las acciones, articular, no podemos separar lo inseparable".

Y agregó que "el virus cruza la General Paz como cruza la gente y en la gente. La situación en el AMBA es de una estabilidad tremendamente frágil. El fin de de semana hubo el doble de casos, se consolidó una tendencia creciente y la situación está peor y todo depende de la movilidad y los cuidados. Esto pasó en el país entero. La enfermedad llegó del exterior a la Ciudad de Buenos Aires y de ahí se expandió".

Kicillof manifestó su agradecimiento "a los bonaerenses que hicieron el esfuerzo mientras nosotros hacíamos crecer el número de camas. Cuando asumimos había 883 camas, hoy hay 1306 ocupadas, 807 con coronavirus, hoy no podríamos haber atendido a todos. Hoy hay 2113 camas, con respiradores, oxígeno, obras, médicos, enfermeras, personal de limpieza, no son solo camas. Si no saturamos fue porque tuvimos el tiempo", remarcó.

"Y aprendimos que es un error abrir prematuramente. No podemos acompañar más apertura. No podemos perder en 5 días lo que logramos en meses".

"Cómo le explico a los médicos de terapia, que mientras ellos no dan abasto, se siguen abriendo actividades, y estamos orgullos de que no haya faltado una cama. Hemos conseguido que hasta el momento nadie se quede sin cama, ambulancia, cuidado y atención, y eso es lo que tenemos que preservar", afirmó.

"El virus todavía nos está ganando. Lo vemos en todo el planeta. La única forma de cuidarse es muy antigua y básica. Pero no es una pérdida de libertad, es una ganancia de cuidados, de salud. Estamos todos cansados, pero este es el mal menor, no hay que aflojar ahora", insistió.

Culpó al virus ante las críticas que se escuchan cada vez más: "El que nos obliga a guardarnos no es el Gobierno es el virus, el queda daña la economía es el virus no es el gobierno".

"Ya se está encontrando la vacuna, pronto va a haber más precisiones, mientras tanto, hay que seguir resistiendo. Ya estamos viendo las medidas para poner de pié a la Argentina y a la provincia de Buenos Aires, una vez que pase la pandemia. Entre todos. "

Regresar