Martes, 7 de Abril de 2020

Los Intendentes se le plantaron a Randazzo pero él sigue en la suya

Descontentos con el tono que tomó la interna entre el ministro y Daniel Scioli, los jefes comunales más importantes del Conurbano piden que baje el tono para que no traiga problemas en sus pagos chicos ni reste caudal electoral. Otros exigen que baje su candidatura. Él no se rinde.

12-03-2015



La Federación Argentina de Municipios (FAM) sirvió como sede para un encuentro entre intendentes de la Tercera Sección Electoral y el precandidato presidencial del Frente para la Victoria, Florencio Randazzo, decidido a jugar la interna y ganarle a Daniel Scioli en las primarias de agosto, siendo el único con alguna posibilidad -aunque difícil- de doblegarlo en un eventual chico.

Mientras la escalada de tensión verbal entre este último y el Gobernador de la provincia sube de tono, algunos jefes comunales interpretan que la actitud del ministro nacional iría en contra de sus propias aspiraciones, como también del espacio en líneas generales. El razonamiento es que la brecha entre los dos, de ser así de marcada durante la campaña formal, complicaría a la figura de Scioli si resultara triunfador, esto es, una parte importante del electorado podría no votarlo por considerar que no representa el espíritu k y restar votos de arriba abajo en las elecciones generales.

Por eso, los alcaldes estarían divididos entre quienes exigen que su postulación avance pero en otro tono, menos confrontador, y aquellos que directamente piden que baje su presentación.

Randazzo, por su parte, no da muestras de debilidad y va por todo. Justifica su posicionamiento alegando que, de otro modo, no tiene posibilidad de marcar las divergencias.

"Florencio no entiende razones, está decidido a ir por todo, no le importa la unidad", dijo uno de las autoridades municipales presentes en el plenario de la FAM, con dirección en suelo porteño, temeroso de que la disputa entre Scioli y Randazzo devenga en conflictos innecesarios dentro de su territorio cuando -fuera de eso- tenía el camino allanado.

"Ni siquiera le pedimos que se baje, pero sí que afloje", explicó el mismo comensal, según reproduce el portal La Tecla.

"Queremos una PASO como la que va a tener la oposición, con los candidatos definidos. Acá los que perdemos somos los intendentes. Para los que ponemos los votos no hay nada", sostuvo el mismo, no sin antes ponderar la necesidad de "preponderancia para los intendentes" porque, en estos momentos, Randazzo "no la garantiza" con el conflicto desatado puertas adentro.

Cabe destacar que, unas horas antes, el ministro de Interior y Transporte había tenido un encuentro similar pero con dos importantes intendentes de la Primera Sección Electoral y el tono habría sido el mismo. Los jefes distritales, atentos a la cuestión local, manifestaron las dificultades que supondría una interna así de intrincada pero el funcionario no cedió.

Según supo Buenos Aires 2punto0, ese encuentro terminó casi a los gritos. Randazzo no acepta las presiones y, por ahora, redobla la apuesta para seguir en carrera mientras crece el enojo también en las cercanías a Daniel Scioli, cuyos hombres salieron a cuestionarlo en las últimas horas. Alberto Pérez, por ejemplo, recordó dos fragmentos del libro Argenleaks -escrito por Santiago ODonell- donde el precandidato figuraba como informante de los Estados Unidos.
Regresar