Viernes, 10 de Abril de 2020

Desacuerdo entre el kirchnerismo y el sciolismo por proyecto contra barras bravas

La Comisión de Legislación Penal dio de baja un proyecto que había impulsado Martín Insaurralde en la Cámara de Diputados. El rechazo fue encabezado por los miembros del bloque k, que tienen mayoría. El secretario de Deportes, Alejandro Rodríguez, había defendido la propuesta. En las últimas horas, el diputado provincial sciolista Guido Lorenzino manifestó su descontento.

12-03-2015



El Congreso nacional fue espacio de diferencias entre el sector de Daniel Scioli y el resto del Frente para la Victoria cuando -en una reunión de la Comisión de Legislación Penal dentro de la Cámara Baja- el secretario de Deportes sciolista defendió el proyecto anti barras bravas presentado por Martín Insaurralde y que apaña el ministro de Justicia provincial, Ricardo Casal. El funcionario había sido convocado por la Presidenta de ese espacio, Patricia Bullrich.

Pero el kirchnerismo, que tiene mayoría, no firmó a favor y quedó sin dictamen.

La propuesta apunta a reprimir con "prisión o reclusión de dos a ocho años al que formare parte, en forma abierta o encubierta, de una asociación o grupo de hecho estable que tenga por objeto apoyar a un club de fútbol, integrada por diez o más personas y que participare en sucesos de violencia, faltas al orden público o delitos indeterminados".

Rodríguez, por su parte, acotó que "la conformación de las barras viene de décadas y en connivencia con la dirigencia deportiva, política y sindical". Y cuestionó que no exista "una figura jurídica dentro del Código Penal".

La negativa corrió por cuenta de la diputada nacional Diana Conti, ultra k por antonomasia. "El Frente para la Victoria no está de acuerdo con este proyecto de Insaurralde, que lo presentó sabiendo que no lo íbamos a avalar", reprochó la legisladora y habló, incluso, de una "estigmatización brutal" a partir del articulado incluido en ese texto.

El interés del sciolismo por poner esta problemática en debate, ciertamente, remite a los incidentes ocurridos entre la barra de Laferrere y los efectivos policiales que custodiaban la seguridad en el estadio del conjunto matancero, durante un partido que disputaba el equipo contra su similar de Dock Sud, por la C Nacional, una de las categorías inferiores. Fue el lunes de la semana anterior y dejó como saldo a catorce uniformados heridos, dos de gravedad.

Tras el veto del bloque oficialista en la Cámara de Diputados nacional, una parte del sciolismo replicó sin demoras. "Los hechos demuestran que la legislación que tenemos no es suficiente para garantizar la seguridad deportiva en las canchas", subrayó el diputado provincial Guido Lorenzino, hombre del FpV pero naturalmente identificado con el Mandatario provincial.

"Los hechos sucedidos días atrás en la cancha de Laferrere fueron un detonante suficiente como para volver a insistir con la iniciativa que había presentado Martín Insaurralde", recalcó el ex funcionario del Ministerio de Seguridad.

"Si esa idea no tiene mayor consenso, hay que buscar otra que tenga el consenso suficiente para que nos permita avanzar. Esta es nuestra propuesta pero si no soluciona el problema, busquemos otra", comentó el legislador y prometió, mientras tanto, continuar los operativos, sin público visitante y articular medidas con los clubes.
Regresar