Jueves, 30 de Junio de 2022

Los médicos van por el 40 por ciento y no hay acuerdo

La CICOP exige un margen de aumento superior a lo ofrecido por el Gobierno provincial en paritarias. Pero también hablan de "implementar un régimen que responda al desgaste laboral" del sector.

06-03-2015



Los profesionales de la salud enrolados en la CICOP reiteraron sus reclamos en la última reunión paritaria, realizada durante el jueves, y volvieron a pedir que el aumento para el sector sea del 40 por ciento. También exigieron una nueva normativa para los médicos frente a lo que consideran "un desgaste laboral" en el ámbito de la provincia.

El de ayer fue el primer encuentro en un mes y llegó en respuesta a la marcha realizada a comienzos de semana cuando el sector coincidió con los estatales de ATE, los judiciales de AJB y los docentes de UDOCBA -más las seccionales disidentes de SUTEBA, que también cantaron presente- en el centro de La Plata, con una movilización que concluyó frente a la Casa de Gobierno provincial y sirvió para manifestar su malestar.

"Reclamamos la inmediata implementación de un régimen que responda al desgaste laboral que sufrimos día a día los trabajadores de la salud y que contemple al conjunto de los mismos", explicaron en un comunicado y pidieron una audiencia especial, con carácter de urgente, para tratar precisamente el "desgaste laboral a la que son expuestos los médicos".

También la "inmediata implementación de la normativa legal correspondiente en los términos en que se han desarrollado las negociaciones hasta el momento para los trabajadores", argumentando que "la misma debe abordar los planteos realizados en los diversos ámbitos paritarios" donde participaron durante los últimos años. "Alertamos que cualquier avance en la problemática de desgaste laboral que no incorpore a los trabajadores de la salud de la Ley 10.471 profundizará de manera notable el conflicto en curso con el sector", advirtieron.

La paritaria con los médicos de los hospitales públicos es otro foco importante de conflicto que, en más de dos meses, la Gobernación no resolvió. Hay que sumarlo a la negociación sin entendimiento con los trabajadores judiciales como también los estatales de la Ley 10.430, que tuvieron una serie de encuentros, recibieron dos propuestas pero todavía no llegaron a un acuerdo.

En el último caso, la representación gremial corre por cuente de dos gremios y una federación de gremios ligados a la órbita estatal. Son nada menos que ATE, históricamente el sindicato más combativo con las autoridades del Poder Ejecutivo; UPCN, conducida por el ex diputado provincial Carlos Quintana y, por el contrario, habitualmente cercana a las filas de calle 6; y la FEGEPPBA, que ocupa un rol intermedio entre los dos anteriores.

La provincia ofertó un 38 por ciento para los estatales en la última reunión, aunque en tres tramos que abarcan el ya acordado para los meses de enero y febrero, que asciende a 8 por ciento. Esto significa que el aumento de salario real treparía a un 30 por ciento entre marzo de este año y el mismo mes de 2016.

UPCN fue el único que aceptó, mientras que ATE bajó el pulgar. El Ministerio de Trabajo sólo necesita que FEGEPPBA acompañe para cerrar la paritaria por mayoría, aun cuando ATE diga que no.

Con los judiciales hay un problema similar, especialmente la cantidad de cuotas. AJB pide que el aumento sea en un solo tramo o que el último sea más bajo y la mayoría cobrada a partir de marzo.
Regresar