Sábado, 25 de Septiembre de 2021

Cómo queda la relación de fuerzas en el Senado bonaerense

La sesión preparatoria sirvió para ratificar las autoridades de la cámara, pero también para confirmar un nuevo bloque, Juntos por Buenos Aires, que une a Nidia Moirano con un hombre que deja el Frente Renovador, Roberto Costa. El massismo pierde uno y cede la primera minoría.

27-02-2015



El Senado bonaerense, a cuatro días para la inauguración del período ordinario, realizó su clásica sesión preparatoria sin demasiadas sorpresas. El cuerpo alto ratificó a sus autoridades, incluyendo la polémica en torno a Sergio Berni, que continuará como Vicepresidente I y seguirá de licencia a pesar de llevar casi tres años fuera del cargo, desde que, en marzo del 2012, asumió como secretario de Seguridad.

La mayor parte de la oposición rechazó esa decisión, pero no alcanzó para la impedir la jugada.

Más importante que eso, en realidad, fue la oficialización de un nuevo bloque dentro de la cámara. Es el que integrarán Roberto Costa y Nidia Moirano, denominado Juntos por Buenos Aires, lanzado en franco apoyo a la flamante alianza -todavía no formalizada por las partes- entre Mauricio Macri y uno de los precandidatos a Gobernador, Gustavo Posse.

Costa es un experimentado legislador, que lleva varios períodos y en su actual encarnación viene de renovar su escaño, obtenido en octubre del 2013, con la lista del Frente Renovador. No porque respondiera a Sergio Massa, sino por su cercanía a Posse: hombre de origen radical, concejal de Escobar a fines de los ochenta, el senador juega para el Intendente de San Isidro y sigue sus pasos en el aparente acercamiento a las filas del PRO.

Tiene una particularidad: si bien reside en la Primera Sección Electoral, llegó a donde está como candidato por la Cuarta Sección Electoral, motivo de polémica en la última campaña electoral.

Por otra parte, Moirano es una mujer de Bahía Blanca que ingresó en diciembre del 2011, en la nómica de Unión para el Desarrollo Social (UDeSo), referenciada en Francisco De Narváez. Pero luego de esa elección, donde el "Colorado" buscó la Gobernación sin éxito, la legisladora pasó a formar la bancada PRO-Peronismo, desmantelada cuando a fines de 2012, ascenso de Massa mediante, sus miembros migraron hacia esas huestes.

Ambos, Costa y Moirano, confluirán en este nuevo experimento que redefine el tablero del Senado provincial.

Es que el massismo contaba con 20 senadores en total hasta ahora, pero, con el alejamiento del radical, baja a 19. Esto significa que vuelve a estar empatado con el bloque oficialista, que también tiene 19 aunque con un aspecto central: el Frente para la Victoria conforma un interbloque junto con la senadora Mónica Macha, esposa de Martín Sabbatella y natural integrante de Nuevo Encuentro, cuya inclusión lleva el total a 20.

El FR tuvo una fugaz primera minoría en 2014, que no supo cómo aprovechar, y ahora queda como segunda minoría en el recinto nuevamente. El problema para Massa, no obstante, pasa por la cantidad de dirigentes que perdió durante las últimas semanas, una grieta que pone en aprietos su armado en el Gran Buenos Aires.
Regresar