Viernes, 24 de Septiembre de 2021

Hurlingham: A Acuña no le gustan los carnavales y manda a intimidar corsos

La Rotonda Cultural, un corso característico del distrito y que sale a las calles desde hace tres años, no pudo festejar el Carnaval normalmente este año porque un fuerte operativo dispuesto por la Municipalidad complicó la instalación de un escenario y generó miedo con la presencia policial. Lo cuenta uno de sus miembros en primera persona, Jorge Pagés, en diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio.

26-02-2015



El lunes 16 de febrero, en pleno feriado por las jornadas de Carnaval en todo el país, la Municipalidad de Hurlingham trató de evitar que La Rotonda Cultural llevara adelante sus festejos, que hace todos los años para el público familiar, congregando a multitudes de hasta 2.000 personas. Cuando montaban un escenario en el predio contiguo a la estación del ferrocarril San Martín, la Policía Local dispuso un sorprendente operativo de seguridad para impedirlo, plagado de irregularidades que disparó el enojo del sector.

Los organizadores habían montado la mitad del escenario, faltaba la otra parte que llegaba en un camión pero, cuando el vehículo estaba a unas 20 cuadras del lugar, su conductor fue detenido por un patrullero. Los policías solicitaron documentación, no encontraron ninguna irregularidad y entonces alegaron que el rodado había pasado un semáforo en rojo, cosa que el chofer desmintió de manera tajante.

No terminó ahí. El hombre fue trasladado a la Comisaría local donde amenazaron con quitarle la camioneta si no volvía a la zona del predio y removía la parte del escenario que había llegado a establecer.

El operativo en los alrededores del sitio, además, fue desproporcionado en todo sentido. Hubo exhibición de armas largas, portadas por uniformados que carecían de identificación y otros que vestían de civil, comandados por el titular de la Comisaría Primera, Gustavo Orsomarso, quien aludió que estaban ahí por una denuncia vecinal, cuando la realidad marca que allí había cuatro patrulleros desde temprano.

"El lunes 16 participaba de eso, cuando se montó un operativo policial desmesurado. Es un corso que se hace desde hace 3 años, absolutamente familiar, con 2.000 personas los días de carnaval. Decían que estaban ahí por el llamado de los vecinos, pero ya estaban los patrulleros desde temprano", consideró el periodista Jorge Pagés, integrante de La Rotonda Cultural y director del diario El Espejo, uno de los más leídos en el distrito.

"Y además, si hubiera molestias en los vecinos de la zona, la Municipalidad debería regularizar todo para minimizar las molestias. Pero aparte de todo es mentira, porque dicen que es por los vecinos, pero ellos mismos, frente al predio, han metido un edificio que les va a perturbar la vida para siempre", explicó Pagés a Buenos Aires 2punto0 Formato Radio.

"Ocurre que habíamos bajado la mitad de un escenario, venía en otro camión la otra mitad, y la Policía lo detuvo, le inventan una infracción, le sacan el registro, lo llevan a la Comisaría y lo amenazaron con el secuestro del camión, a menos que fuera al predio a sacar lo que se había levantado", señaló el hombre y adelantó que el sábado próximo, a partir de las 16.30, harán una marcha para reclamar una serie de puntos.

En la movilización estarán los miembros del corso local y otros que llegarán desde distintos puntos del Conurbano porque -según asegura Jorge- hay "problemas en otros municipios también, como La Matanza, donde están prohibidos por ordenanza", sumados a los vecinos de la zona. Será en la zona de cinco esquinas.

"No es tanto en repudio, es para expresar nuestra posición, va a ser una concentración artística, va a haber corsos de otros lugares del Conurbano. Esto es atentatorio contra el derecho a ejercer nuestra propia cultura", completó.
Regresar