Lunes, 30 de Marzo de 2020

El posible acuerdo de la UCR y Macri sumó un punto en Mendoza capital

El año electoral arrancó con las primarias en la capital de Mendoza, donde triunfó el radicalismo como conjunto y la interna fue para Rodolfo Suárez por aplastante diferencia. Mauricio Macri había bajado a los suyos para apoyarlo. También hubo comicios en San Carlos, un distrito más chico que volvió a quedar en manos de Jorge Andrés Difonso, quien ganó con peso propio pese al apoyo de Sergio Massa.

23-02-2015



Los dos departamentos de Mendoza, el distrito capital y San Carlos, marcaron el comienzo oficial del calendario electoral con las primarias abiertas que disputaron los distintos frentes este último domingo. Lo ocurrido en la ciudad de Mendoza, particularmente, significó la primera prueba de una movida que tendrá su réplica en el resto de la provincia y -quizá la gran incógnita- también en el plano nacional.

Allí la Unión Cívica Radical, en su conjunto, no tuvo problemas para imponerse a los demás espacios que oponían resistencia. El ganador de la compulsa del centenario partido fue predeciblemente Rodolfo Suárez, Intendente interino desde que falleció el titular, Víctor Fayad, en agosto del año pasado y tuvo que hacerse cargo de las riendas locales.

Los otros postulantes eran Carlos Moyano, Dugar Chappel y Marcos Balmaceda, que quedaron afuera de la carrera. Suárez acaparó cerca del 60 por ciento de los votos en los comicios, logrando que su tira completa de postulantes a concejales -sin intercambiar espacios con ninguna de las nóminas perdedoras, porque ninguna obtuvo el piso necesario- sean los elegidos para las generales, que tendrán lugar el día 3 de mayo.

Cabe mencionar que el PRO venía de bajar a sus candidatos propios para beneficiar a la propuesta radical -que, de todos modos, gobierna el distrito desde 1983-, una decisión confirmada días antes y que sirvió como plataforma para el lanzamiento de una alianza más amplia con el centenario para toda la provincia. En efecto, el macrismo apoyará a los radicales en la elección provincia también, cuyas PASO están previstas para el 19 de abril y las generales para el 21 de junio.

Los candidatos a Gobernador y Vicegobernador de ese frente radical sustentado por el PRO serán Alfredo Cornejo y Laura Montero. Sergio Massa trató de sumarse a última pero no tenía candidatos ni estructura propios, de forma que su influencia en esa plaza resultó mínima y bastó con el acuerdo desplegado por la tropa radical -cuyas dos figuras nacionales más importantes, Ernesto Sanz y Julio Cobos, son oriundos de Mendoza- y Mauricio Macri.

El propio Jefe de Gobierno porteño estará allí mañana para saluda a los ganadores.

Hubo sorpresas dentro del Frente para la Victoria que, como colectivo, disputa el segundo lugar general voto a voto con el Frente de Izquierda.

El ganador de ese chico fue no otro que el ex ministro de Seguridad provincial, Carlos Aranda, identificado no con Francisco Pérez sino -en realidad- con su segundo, el Vicegobernador Carlos Ciurca, y Daniel Scioli a nivel nacional. El favorito del Gobernador mendocino, el titular de Legal y Técnica, Gustavo Tobares, no tuvo el rendimiento esperado y cerraría en el tercer lugar de la interna oficialista.

El Frente de Izquierda, como en 2013, ratificó su buen momento. En la última elección legislativa había logrado un digno segundo puesto, obteniendo una banca para su ahora diputado nacional, Nicolás Del Caño, quien emergió como natural aspirante a la Intendencia y, si bien sus posibilidad de competir con la UCR parecen lejanas, redondea un trabajo de dos años con un lugar en el podio.

Por otra parte, el Intendente de San Carlos, Jorge Andrés Difonso, retuvo el pago chico nuevamente. Fue su tercer triunfo al hilo (ganó en 2007 por primera vez, repitió en 2011 y ahora también en 2015), otra vez con la boleta del Partido Democrático, aunque apañada por Massa, que celebró la victoria por las redes sociales a pesar de su escasa injerencia real en los resultados: el Jefe comunal tiene peso específico en su propia tierra.
Regresar