Martes, 25 de Febrero de 2020

Critican a Randazzo por hacer campaña con trenes, tras la Tragedia de Once

Familiares y víctimas de la Tragedia de Once criticaron al ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, por utilizar los trenes como campaña para las elecciones de este año. Alegan que las mejoras en ese servicio son el resultado directo de la conmoción generada por la tragedia.

06-01-2015



A través de un comunicado, familiares de la Tragedia de Once, criticaron al ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, uno de los pre-candidatos a presidente del Frente para la Victoria, por utilizar las mejoras en el servicio de trenes para su campaña.

El siniestro ferroviario ocurrió el 22 de febrero del 2012, cuando una formación del ferrocarril Sarmiento colisionó contra la plataforma de la estación Once. Este hecho resultó en la muerte de 51 pasajeros.

"Con mucho estupor e indignación, hemos visto las imágenes que reflejan uno de los tantos elementos que el Ministro Randazzo utiliza para hacer, de manera encubierta, su campaña proselitista con vistas a su autocandidatura presidencial para las elecciones generales de 2015", afirmaron.

En el comunicado, acusan al funcionario de carecer de escrúpulos a la hora de utilizar indiscriminadamente la renovación de la flota de trenes metropolitanos como instrumento publicitario de su campaña presidencial, ya que, según afirman, estos cambios son resultado directo de la conmoción generada a partir de la muerte de sus familiares.

Los familiares hicieron alusión a los diferentes spots publicitarios en televisión que se realizaron desde la cartera de Transporte a raíz de la inversión y renovación en el servicio ferroviario. Al respecto, afirmaron que estos avisos "han sido la muestra cabal de cómo, desde el poder central, se intentaba ganar votos y simpatía popular a costa del producto de una tragedia nacional generada por y desde este Gobierno, que al día de hoy, tiene cinco ex funcionarios procesados".

Sin embargo, afirmaron que, si bien esos avisos les producían un gran rechazo, "el nuevo elemento publicitario usado por Randazzo nos indigna hasta el asco". Se trata del llamado "Parador del Transporte", donde junto con kartings, se colocaron inflables con forma de trenes, para que chicos y grandes puedan jugar en la playa.

"Los mismos trenes comprados tras la muerte de nuestros familiares, ahora son emulados y usados como elemento de juego, de distracción y de campaña política encubierta", denunciaron y agregaron: "Ello muestra la estatura ética de este Gobierno, y por sobre todas las cosas, la de Florencio Randazzo".

"Esos trenes fueron comprados solo como resultado del desastre de febrero de 2012, y no antes, lo que seguramente hubiese evitado la mayor catástrofe ferroviaria de los últimos 50 años. Pero ahora parece que son son un logro de su gestión, y que merecen ser mostrados en un contexto político que todos conocemos", afirmaron.

Los familiares señalaron que, "en un sentido, Randazzo es coherente con la línea que eligió el Poder Ejecutivo. Para ellos, la masacre de Once nunca existió. Ellos están convencidos que no tuvieron responsabilidad en lo sucedido. Intentan que Jaime, Schiavi, Luna, Sicaro y Ochoa Romero (ex funcionarios juzgados por la tragedia) no sean vinculados con esta gestión".

Por último cuestionaron: "Con qué dinero fueron construidos los inflables. Y con qué dinero se instalan las gigantografías con su imagen, en solitario o junto a la Presidenta. ¿Se hace con dineros públicos? Si es así, se estaría utilizando fondos de todos los argentinos para campaña proselitista de un precandidato del partido gobernante".

"La muerte no es un juego, los trenes no son un juego", expresaron y concluyeron: "Falta de respeto al dolor ajeno, agravio a la memoria de los fallecidos, intento de que la gente se olvide de la tragedia de Once, utilización de cualquier medio para llegar a su objetivo, sin ninguna clase de miramientos. Estas cosas marcan la campaña de Randazzo y expresan la línea de pensamiento de quién pretende ser presidente de este país que ya está harto de la corrupción y de que los funcionarios de turno nos tomen el pelo".

Regresar