Domingo, 1 de Agosto de 2021

Sobrevivientes de Cromañón exigen que Macri cumpla con una ley clave

La Coordinadora por la Verdad y Justicia entregarán un petitorio en la sede del Gobierno porteño para que el líder del PRO termine de implementar la ley 4.876, que prevé ayuda para las víctimas de la masacre en distintos niveles. La Ciudad de Buenos Aires sólo cumple con los subsidios, pero no con la ayuda psicológica gratuita. El martirio en la voz de Facundo Nivolo, joven sobreviviente.

09-02-2015



Víctimas de la tragedia ocurrida en Cromañón, a más de 10 años, protestarán en la Ciudad de Buenos Aires este lunes para reclamar que la administración de Mauricio Macri cumpla con todos los matices de la ley 4.876, que prevé atención de distinta índole para los sobrevivientes de la masacre. Denuncian que el Jefe de Gobierno sólo cumple con el aspecto económico de la normativa, aprobada en 2013 y reglamentada durante el año pasado, pero hay otras cuestiones rezagadas.

Eso último incluye, por caso, atención y asistencia psicológica y oportunidades laborales en los casos más severos.

"La verdad es que la situación viene de hace muchos años", aseguró el joven Facundo Nivolo, que sobrevivió a la desgracia e integra la Coordinadora por la Verdad y Justicia.

"Además de los muertos ese día, tenemos 17 sobrevivientes que se suicidaron y 23 mamás y papás que se murieron de cáncer, todo vinculado a esto", agregó el muchacho este lunes.

Precisó que la jornada de protesta, donde entregarán un petitorio a las autoridades capitalinas, está prevista para las 16.00 de hoy. Y comentó que esta medida está motorizada -en parte- por el fallecimiento de Martín Cisneros, sobreviviente de Cromañón que, como habían hecho otros 16 jóvenes, también se quitó la vida en los últimos días.

"La ley condensa todas nuestras ideas, que es una reparación integral, porque entendemos que con un subsidio no alcanza para vivir bien. Es que el Estado, entre otras cosas, se encargue de la atención psicológica", apuntó Nivolo.

"Elevamos el piso de discusión, el décimo aniversario fue más reflexivo que otros años", agregó y mencionó que "los pibes que más padecen todo esto no pueden ni salir de la casa".
Regresar