Domingo, 1 de Agosto de 2021

Metrodelegados a la carga: "Toda organización que representa a los trabajadores no es bien vista"

Los trabajadores de la Línea B estarán en los tribunales de Tacuarí 138 para protestar por las imputaciones judiciales que realizó el Gobierno porteño y la empresa Metrovías: juicio por abrir los molinetes en solidaridad con los trabajadores petroleros de La Heras. El delegado Claudio Dellecarbonara habló de "persecución".

09-02-2015



Por iniciativa de la empresa Metrovías y el Gobierno porteño, este lunes arranca un juicio penal contra los trabajadores del subte por manifestar su solidaridad con los trabajadores petroleros de La Heras condenados a cadena perpetua. Es que los metrodelegados levantaron los molinetes en más de una oportunidad, permitiendo que los usuarios del transporte pasaran gratis, como medida de protesta.

Pero la gestión porteña apunta contra estos en varios frentes.

En el ámbito nacional, Juzgado de Instrucción N° 3, imputan una extraña caratula: administración fraudulenta, que los representantes de la Línea B interpretan como "persecución" hacia su sector. Mientras que en el ámbito de la Capital Federal, por otra parte, la intención es avanzar con multas para cada uno de los trabajadores, sanciones que ascienden a 20.000 pesos en total.

El delegado de esa línea, Claudio Dellecarbonara, arremetió tanto contra la compañía concesionaria como la administración de Mauricio Macri. "Vamos a concurrir a los tribunales esta mañana, no descartamos que tengamos que tomar medidas más drásticas", advirtió el dirigente sindical, en diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio, el espacio radial de esta agencia de noticias.

"Esto tiene que ver con una maniobra del Gobierno de la ciudad. Hicimos una apertura de molinete para solidarizarnos con los trabajadores de La Heras. La verdad que no entendemos de dónde sale esta caratula, de administración fraudulenta. Sí entendemos que tiene que ver con perseguir a los trabajadores del subte", cuestionó.

"Estamos estudiando algunas medidas de protesta", disparó Dellecarbonara.

"Entendemos que tiene que ver con la política del Gobierno, no sólo porteño, sino que esto nos pasó en su momento con el Gobierno nacional, antes de que la ciudad se hiciera cargo del subte. Toda organización que representa a los trabajadores no es bien vista por las empresas o los Gobiernos, sea el porteño o el nacional", indicó.

"Aquí las decisiones las toman los trabajadores", siguió.

"Perseguir las conquistas, estar en lo que molesta, se ha visto una persecución muy fuerte a los trabajadores", recalcó el gremialista.

"Una de las cosas que nos critican siempre son los paros, nos dicen que paramos el servicio y perjudicamos a la gente. En este caso lo que hicimos fue una apertura de molinetes, que no perjudica a la gente. Al contrario, beneficia a los usuarios. Pero también molesta eso y nos judicializan el conflicto", especificó el referente de los metrodelegados.

"Lo que se busca es que los trabajadores no tengamos ninguna manera de protestar", profundizó.

"Nos ponen multas, nos judicializan. Ahora, no hacen lo mismo con la empresa Metrovías, que no hacen el mantenimiento, la inversión", concluyó y recordó que la jornada será en los tribunales de Tacuarí 138, Ciudad de Buenos Aires.
Regresar