Domingo, 27 de Noviembre de 2022

Sabbatella: "Quieren comprar la complicidad de las corporaciones mediáticas"

En su primer día como presidente, Mauricio Macri resolvió avanzar con su decisión de debilitar al AFSCA y, mediante un decreto, pasó al organismo a la órbita del nuevo Ministerio de Comunicaciones, que estará a cargo de Oscar Aguad. Pero en su primera declaración, Aguad advirtió que la "regulación" de la Ley de Medios, "no va a subsistir" durante el gobierno de Mauricio Macri.

13-12-2015



Oscar Aguad , dijo que "la regulación de la Ley de Medios no va a subsistir durante nuestro gobierno".
Para el flamante ministro de Comunicaciones, "la norma fue creada para aniquilar a medios de comunicación, como por ejemplo al Grupo Clarín, y también a otros, como Cadena 3, con los que el Gobierno no estaba de acuerdo".

En este marco, Martín Sabbattela señaló que "hay que entender los anuncios de Aguad en el marco del proyecto general de Macri de subordinar la política a la economía concentrada y volver a una Argentina donde haya una minoría privilegiada y una inmensa mayoría postergada. Para hacerlo, necesitan la complicidad de los grandes medios".
Aguad había adelantado también que con la nueva gestión, "los medios van a competir libremente en el mercado".

Para Sabbatella, "decir que la actual regulación no va a subsistir es una señal explícita al Grupo Clarín. Y no es solamente porque quieren que Magnetto y sus socios se llenen de plata: es la forma en la que se proponen pagar la cobertura mediática que necesitan para intentar arrasar con los derechos adquiridos por el Pueblo argentino".

"Las corporaciones mediáticas siempre tuvieron un rol fundamental en los períodos en los que creció la desigualdad, intentando cubrir y legitimar las acciones devastadoras de minorías privilegiadas. En todo el mundo, los gobiernos que llevan adelante políticas antipopulares compran el silencio o el aplauso de los grandes medios, para poder completar su tarea y garantizarse impunidad", remarcó el presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Respecto de la eliminación de la actual legislación que regula la comunicación audiovisual, el titular de AFSCA subrayó: "La ley de Servicios de Comunicación Audiovisual es fruto de un debate muy grande, muy profundo y muy extenso en el que participaron miles y miles de argentinos y argentinas en todo el país. Como todas las legislaciones, puede ser mejorada, dando cuenta de los avances que se producen en las sociedades, en las instituciones y en el universo tecnológico. Pero está claro que ese no es el propósito que tienen Aguad o Macri; ellos buscan retroceder en la legislación para volver a consagrar el privilegio del Grupo Clarín de controlar sin límites el sistema de medios, aplastando cualquier competencia e impidiendo el desarrollo de medios comunitarios, de Pueblos Originarios, de organizaciones populares, de establecimientos educativos, cooperativas, etcétera. Se trataría de un retroceso brutal para la Democracia, porque sacaría a la comunicación del lugar de un derecho y la volvería a poner en el lugar de una mercancía".

"Eliminar las regulaciones que limitan la dimensión de una empresa y la conformación de monopolios informativos, es sinónimo de arrasar a los centenares de experiencias comunicacionales que surgieron en Democracia y que dan cuenta de la pluralidad y diversidad de voces y opiniones que existen en nuestra Patria. La peor amenaza contra la libertad de expresión es la concentración mediática que Aguad le quiere garantizar a Clarín", agregó.

"De todas formas, para cambiar una ley hay que ir al Congreso, proponer otra y conseguir mayorías para sancionarla. Es de esperar que un Gobierno que prometió respeto a las leyes y a las instituciones no intente hacerlo por decretos de necesidad y urgencia. Porque, excepto para Magnetto, no es de necesidad ni de urgencia; y solo sería un intento inconstitucional de quebrar la arquitectura legal y democrática del país", concluyó Sabbatella.

Cabe recordar que la embestida del nuevo gobierno frente al AFSCA abarca también la pelea por el sillón que hoy ocupa Sabbatella y que la gestión de Macri pretende que renuncie a él.
Para Aguad, la permanencia de Martín Sabbatella en el directorio de la Afsca "es absurdo".
"Estamos viendo si la semana que viene solucionamos este problema", dijo sin empacho.
De acuerdo a la Ley, Sabbatella tiene mandato en la entidad hasta 2017.

Abrazo

Tras conocerse el decreto que intenta restarle autonomía al AFSCA, cientos de referentes de organizaciones sociales, culturales, redes de productoras, medios comunitarios, sindicatos, estudiantes y académicos, entre ellos los de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP, realizaron un abrazo simbólico al edificio de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) en defensa de la Ley de Medios.

El acto, bajo la consigna "la Ley de Medios no se toca", se desarrolló luego de conocerse que, por decreto, Macri decidió pasar ese organismo a la órbita del flamante Ministerio de Comunicaciones, algo que viola la legislación vigente.

En su artículo 10, la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual sostiene que la AFSCA es un organismo descentralizado y autárquico, por lo que un ministerio no puede hacerse cargo de la autoridad de aplicación de la norma.

Antes de movilizarse hasta la sede de la AFSCA, en pleno centro porteño, la Facultad de Periodismo de la UNLP calificó el decreto de Macri como un "atropello" a la Ley de Medios y defendió la continuidad de Martín Sabbatella, quien tienen mandato al frente del organismo hasta 2017.

"Macri desconoce la ley y crea un organismo propio para adaptarse a las demandas de las empresas de comunicación", señaló Florencia Saintout, Decana de la Facultad de periodismo de La Plata.

En tanto, la abogada Graciana Peñafort sostiene que el DNU de Mauricio Macri que propone cambios regulatorios en relación a la ley de Medios "es prácticamente lo mismo que si hubieran intervenido el AFSCA".

"Es absolutamente inconstitucional porque la conformación del AFSCA es la de un organismo autárquico y descentralizado, con funciones específicas dadas por ley y está dirigido por un directorio. Esa dirección plural tiene por objetivo garantizar que todos los sectores puedan participar y auditar las decisiones", señaló Peñafort, para quien además, "dárselo al ministerio de Comunicación mediante un DNU, además de inconstitucional, incumple el mecanismo de balance de poderes que tiene que tener el AFSCA. También, además de inconstitucional viola un principio de independencia que, claramente, es lo que vienen intentando hacer al no haber obtenido la renuncia de Martín Sabbatella".

No obstante, para la letrada, "no sería un problema que quede bajo la órbita del Ministerio, siempre y cuando le atribuya las competencias de autoridad de aplicación de la ley. Quién ejecuta esa ley es el AFSCA con un sistema de toma de decisiones especial que incluye participaciones parlamentarias y de un Consejo Federal".

"Lo que pretende Macri es que un solo señor tome todas las decisiones sin que pase por ningún control", resumió Peñafort.

Regresar