Lunes, 10 de Mayo de 2021

El radicalismo pugna por lugares en el gabinete de Vidal

Recién el viernes se daría a conocer quiénes serán los funcionarios que acompañarán a María Eugenia Vidal. La UCR ya hizo saber su descontento por lo que considera un reparto poco equitativo.

03-12-2015


Ganar la Nación, la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires ha significado para el macrismo una situación compleja a la hora de armar los gabinetes. Sobre todo porque hasta el momento se ha manejado con una clara tendencia a mantener los principales cargos dentro del "macrismo" y no de "Cambiemos", el espacio electoral que conformara con la Unión Cívica Radical y con la Coalición Cívica de Elisa Carrió para desplazar al FpV.

El gabinete nacional que acompañará a Mauricio Macri ha quedado conformado por nombres que provienen mayoritariamente del sector empresarial y económico, y el primer cortocircuito fue con Ernesto Sanz, el hombre que logró el aval del radicalismo para conformar Cambiemos y aspiraba a ser el Jefe de Gabinete de Macri pero quedó relegado por Marcos Peña, un hombre de absoluta confianza del futuro mandatario. A Sanz se le ofreció el ministerio de Justicia, cargo que declinó aludiendo "temas personales" que nunca fueron especificados.

La que aparece más complicada ahora para el armado "puro" del gabinete es María Eugenia Vidal quien aspiraba contar con varios de los nombres que integran hoy la gestión porteña pero se encontró que no sólo tiene que tironearlos con Horacio Rodríguez Larreta sino con el propio Mauricio Macri que se llevó a los más rutilantes.

Esta situación aparecía para la UCR como la oportunidad para hacer valer los servicios prestados en la contienda electoral. El radicalismo aportó estructura partidaria en todo el país y se hizo sentir fuertemente en el interior bonaerense donde el mayor porcentaje de las intendencias obtenidas por Cambiemos, incluso aquellas que lograron desplazar gestiones peronistas, son en realidad Intendentes electos que integran las filas de la UCR y encabezaron como tales, las boletas de Cambiemos.

Pero hasta el momento, las expectativas del radicalismo están lejos de lo que en realidad le tocaría en el reparto. Salvo el ministerio de Producción, por el momento, ligaría solo segundas y terceras líneas, y la última decepción fue enterarse que tampoco podrá poner un hombre propio en la obra social de la Provincia, el IOMA.

Por lo pronto, y entre los pocos nombres confirmados del futuro gabinete de Vidal, se conoció ahora que el reemplazante de Collia no será ni Luis Blanco, ni Marcelo Iriarte, ni Claudio Pérez Irigoyen, ni Alejandro Armendáriz, sino Graciela Reybaud, la actual titular de la cartera sanitaria en la Ciudad de Buenos Aires.

En tanto, para IOMA Vidal estaría pensando en un representante de UPCN (Unión del Personal Civil de la Nación).
El único ministerio que tiene hasta el momento la UCR sería el de Producción, que quedaría en manos de José Elustondo, un Ingeniero agrónomo muy cercano al electo Vicegobernador, Daniel Salvador.



Regresar