Sábado, 18 de Septiembre de 2021

Macri y Cristina tuvieron su primer encuentro y ya hubo polémica

La Presidenta saliente, Cristina Fernández de Kirchner, recibió a Mauricio Macri en Olivos para planificar la transición pero parece que no hubo avances significativos y, a la salida, el Presidente electo levantó la polémica. "La reunión con Cristina Kirchner no valió la pena", afirmó. El traspaso de mando, al rojo vivo.

25-11-2015



En la Quinta de Olivos, como estaba previsto, Cristina Fernández de Kirchner recibió a su futuro sucesor, Mauricio Macri, luego del triunfo en el balotaje del domingo y el comienzo de una transición que mueve el tablero de la política. La facción política que gobierna está desde 2003 a la fecha, de forma que este no es un cambio de signo político más, sino un año bisagra.

La idea del encuentro en la residencia oficial buscaba, en ese sentido, dar un nuevo paso en esa dirección.

Si bien en principio existía la posibilidad de que ambos estuvieran acompañados por sus ministros y dirigentes de mayor confianza, eso finalmente no fue así; a la reunión asistió el Presidente electo solo. Y parece que no hubo avances en materia específica de gestión sino el comienzo de una transición que -esperan- sea ordenada.

Cuando Macri salió del lugar, había un marco imponente, con decenas de periodistas y vecinos que cantaron presente.

Sin embargo, la audiencia resultó menos fructífera de lo esperado y todo indica que el siguiente paso vendrá recién el día 9 de diciembre, es decir, un día antes de que el líder del PRO asuma como nuevo Primer Mandatario y reciba la cinta presidencial en manos de CFK. Tampoco habría reuniones entre ministros salientes y los entrantes, por decisión de la propia Presidenta.

El encargado de dar a conocer estos detalles fue no otro que el mismo Macri, una vez que salió del lugar. "Fui a la convocatoria que me hizo, fue una reunión cordial. Pero ahí quedamos; va a haber un ministro para el traspaso los últimos días pero no me dijo quién", declaró el representante de Cambiemos, poniendo una cuota de polémica a todo el asunto.

"Tampoco acordamos una reunión de ministros hasta el 9 de diciembre; es una locura la agenda electoral de este país. Vamos a trabajar este tema", afirmó.

"Con todo respeto, les digo que no tiene sentido seguir sobre este tema. No da para más", siguió el ganador de la segunda vuelta después de juntarse con Cristina y anticipó que la ceremonia de asunción, el día 10 del próximo mes, va a ser "como corresponde; Cristina Kirchner se mostró predispuesta a participar".

Así las cosas, no hubo avances en cuanto a traspaso de poder refiere.

Para Macri, ciertamente, esto permitirá algo clave: seguir sin dar demasiadas definiciones políticas y, lejos de eso, mantener el suspenso sobre algunas de las medidas económicas a afrontar ni bien asuma el mando. Durante la conferencia de prensa del lunes, algunas de las preguntas apuntaban a cuestiones de la macroeconomía, como el precio del dólar o la inflación, pero el Jefe de Gobierno porteño eludió las precisiones.
Regresar