Lunes, 24 de Febrero de 2020

Los desafíos sindicales que esperan a Vidal a partir de diciembre

Inventarios de los principales reclamos y el estilo de los maestros nucleados en el Frente Gremial Docente, los estatales de ATE y UPCN, los médicos de la CICOP y los judiciales encuadrados dentro de la AJB. Cada con sus temas, las principales exigencias pendientes.

08-11-2015



Por Hernán López
En la última semana, pasado el escozor causado por el triunfo de María Eugenia Vidal y la irrupción de un nuevo actor en el poder bonaerense después de 28 años, el sindicalismo de la provincia sale a la búsqueda de posicionarse para el próximo mes y aprovecha las circunstancias: los maestros, estatales, médicos y judiciales plantaron bandera con una batería importante de reclamos.

El que más llamó la atención, durante la última semana, no sorprende que haya sido Roberto Baradel. El líder de SUTEBA, identificado con el kirchnerismo y crítico del PRO, avisó cuál será la jugada de la central docente: recordar que para el macrismo la inflación oscila entre 30 y 40 por ciento cada año y, por lo tanto, exigir ese umbral de aumento salarial.

Pero más allá de eso, Baradel ratificó su rechazo a las filas de Cambiemos tras criticar el sistema educativo porteño, señal que la relación con SUTEBA no será un lecho de rosas para una entrante Vidal, quien tendrá que empezar a hablar con ellos apenas asuma el 10 de diciembre y planificar las paritarias mirando a los primeros meses del 2016, un año bisagra.

Por supuesto que SUTEBA no está sólo. Integra el Frente Gremial Docente junto a FEB, UDA, SADOP y AMET y, por fuera de esa órbita, sobresale también UDOCBA, con menor representación pero poder de presión en escuelas y jardines del Conurbano bonaerense. Lo cierto es que la tropa de Baradel, el conductor de la CTA oficialista en suelo provincial, cuenta con la ventaja de ser el sindicato con más afiliados.

Tal vez Vidal trate de explotar las grietas que ha habido -y no pocas veces- dentro del propio frente para generar matices. Interrogante abierto.

Sus ojos, sin embargo, no tendrán que mirar únicamente a los maestros sino también a los estatales de la Ley 10.430, cuya representación concentran ATE, UPCN y FEGEPBBA. Por ejemplo, ATE alertó que profundizarán su estilo belicoso característico, como confirmó Oscar De Isasi a Buenos Aires 2punto0 Formato Radio esta semana, mientras que UPCN será una incógnita: su líder Carlos Quintana es una figura cercana a las filas del sciolismo y el peronismo en general, que no controlará la provincia.

Los médicos de la CICOP cerraron esta semana con un Congreso de delegados donde dirigentes de todas las seccionales bonaerenses formalizaron sus críticas a cualquiera de las opciones que ganara los comicios, finalmente favorables a Vidal, y advirtieron que hay un plan de ajuste en marcha. Esa era la postura de su cúpula, solidificada ahora por las bases.

Y también hay que mirar a los judiciales enrolados en la AJB, con nuevo secretario general, Pablo Abramovich, que derrotó a Hugo Blasco en la elección interna este último año. El gremio hizo un paro el jueves pasado con fuertes críticas a la gestión de Daniel Scioli y las autoridades legislativas por dejar pendiente un tema neurálgico, la ley de paritarias que no tienen y los convierte en la única capa de la administración pública sin ese beneficio.

Todo indica que los judiciales llegarán a diciembre sin ese recurso, como tampoco sin el 3 por ciento de antigüedad. Otras dos tareas pendientes a la que tendrá que responder Vidal.

El panorama que queda por delante, para la nueva administración, no dará demasiado tiempo. Ella tendrá que mostrar sus cartas rápidamente.

Regresar