Miércoles, 4 de Agosto de 2021

Quilmes: Martiniano Molina habló de "ñoquis" y se armó lío

Una conferencia de prensa brindada por el flamante jefe comunal causó resquemores y críticas en las últimas horas. Algunos hablan de que propone ajuste, otros que habla de los temas que preocupa a los vecinos. La palabra del periodista Claudio Gentiluomo, en diálogo con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio.

03-11-2015


El Intendente electo de Quilmes, Martiniano Molina, fue motivo de polémica en las últimas tras una conferencia de prensa donde aseguró que el distrito "se podría gestionar con 4.000 empleados y tiene 8.000", según publica El Destape Web. "No queremos ñoquis", aseguró el cocinero que derrotó a la actual gestión de Francisco Gutiérrez y comenzará a gobernar el 10 de diciembre.

Uno de los periodistas que estuvo ahí, Claudio Gentiluomo, dialogó con Buenos Aires 2punto0 Formato Radio y aportó algunas precisiones, incluido un balance de la situación que atraviesa el distrito en materia de obras y servicios públicos.

"Dijo que no tenía la cuenta de la cantidad de empleados municipales, si bien hay que calcular que hay 4.500 empleados de planta permanente y puede haber entre 2.500 y 3.000 contratados, en su mayoría vinculados al aparato político. Lo que dijo es que iba a ver quiénes son los que trabajan y los que no trabajan", explicó.

"Yo lo escucho a Gutiérrez que no toquen a los trabajadores, pero cuando él llegó echó a 8.000 trabajadores", agregó el periodista y también aclaró que "Molina nunca dijo que iba a echar a 4.000 personas" de la Municipalidad.

"Habló de cosas centrales, porque lo que está ocurriendo en Quilmes es que se ha visto que están robando, sacando o sustrayendo, elementos que son de la Municipalidad de Quilmes, las luces, equipos, en las delegaciones los caños, el servicio público. Hay una persona que me merece la mayor de las confianzas, me mandó una foto y se ve muy mal, en el lugar, en un depósito, estaban desguazando máquinas viales. Ese es el principal motivo de la preocupación", siguió.

"Hay dos o tres concejales, que, en los últimos tiempos, que después del Frente Renovador les impidiera competir, que se pasaron al sector interno del FpV que perdió la interna. Y hay otro concejal que había sido del PRO, así que no se sabe bien. Va a depender mucho de lo que pase el 22 de noviembre: si gana Scioli, van a seguir ahí; si gana Macri, van a repensar qué es lo que pasa con Martiniano", analizó.

"Es un tema que preocupa no sólo a los comerciantes. Vas a encontrar locales vacíos como en las peores épocas de la Argentina, hay gente que vende ropa trucha, juguetes, zapatos, la situación de la calle Rivadavia, de la plaza de la estación, es gravísima. Dijo que iba a regularizar el espacio público", resaltó el periodista.

"Habló de otra de las preocupaciones que tienen que ver con las obras públicas, como en Bernal, donde se comenzó a hacer un paso bajo a nivel que ha dividido a Bernal en dos, que se dijo que iba a tardar 8 meses y no se inauguró. Y creo que mirándola pueden llegar a faltar no menos de 6 o 7 meses. Y la preocupación por algunas obras que no se han comenzado a hacer siquiera", acotó.

"La queja del vecino es la falta de servicios públicos, por eso el rechazo a Gutiérrez. Y eso es lo que Molina dijo que va a poner en marcha, lo básico que tiene que hacer el municipio", detalló.

"Mirá, Quilmes, aunque parezca mentira, tiene el presupuesto más alto de la Provincia de Buenos Aires, 4.200 millones de pesos, de los cuales el 72 por ciento se destina al personal, lo cual paraliza a cualquier gestión desde cualquier punto de vista. El Gobierno implementó como una manera de lograr para que la gente pagara las tasas el sorteo de un auto, en Quilmes hay 180.000 cuentas vecinales, y solamente podían participar 60.000, solamente el 33 por ciento de los frentistas de Quilmes pagan las tasas, justamente debido a esto, a los servicios o la falta de servicios", completó.




Regresar