Viernes, 14 de Mayo de 2021

Margarita habló de cambio pero pidió que no la malinterpreten

"Se expresó una clara voluntad de cambio", manifestó Margarita Stolbizer en una carta divulgada por las redes sociales, sin mencionar explícitamente a Mauricio Macri pero ponderando los resultados del domingo. Todos entendieron que hablaba de apoyar a Cambiemos, pero aclaró que aun no definió su postura.

27-10-2015



La diputada nacional, de pobre actuación en las elecciones del domingo, parecía que pedía a sus votantes ir con Mauricio Macri en el balotaje previsto para el día 22 de noviembre. "Se expresó una clara voluntad popular de cambio", manifestó la ex postulante presidencial, que viene de obtener el 2,53 por ciento de los votos, con un total de 619.051 sufragios favorables.

Lo manifestó en una carta que, en la tarde de ayer, divulgó a través de las redes sociales.

"Es urgente hacer una transición entre lo que sentimos y lo que sienten hoy la mayoría. Lo que se expresó es una clara voluntad popular de cambio", escribió en la publicación, además de agradecer a sus electores.

Todos interpretaron que era un guiño a las filas de Cambiemos; sin embargo, la propia Margarita Stolbizer tuvo que aclarar el asunto vía Twitter. "Que nadie haga libres interpretaciones. No he manifestado ni quitado apoyo a ninguno de los candidatos. Analizaremos nuestra derrota y luego tomo posición", aclaró.

Cabe recordar que, durante la campaña, Stolbizer recibió innumerables críticas por postularse a una elección donde -interpretaban- no tenía chances y hasta la acusaron de ser "una candidata testimonial". Ella siguió a flote, tomando distancia de Daniel Scioli, Mauricio Macri y Sergio Massa; ahora pide el voto para el líder de Cambiemos.

A continuación, su contenido entero, palabra por palabra:

¡¡Muchas gracias!!

Estamos frente a un acontecimiento histórico que será, para muchos, una oportunidad.

En la Provincia de Buenos Aires ha ocurrido lo que hace tiempo venimos pregonando: el fin del PJ que gobierna desde hace 28 años.

No ser los protagonistas y cargar con las propias frustraciones, o dudar de los que llegan, no nos puede encerrar en una visión sectaria que nos impida ver la alegría o al menos la distensión que sienten hoy muchos bonaerenses.

No nos ha tocado, por diferentes circunstancias, -méritos de otros y defectos propios-, estar en el centro de esta situación. Pero es urgente hacer la transición entre lo que sentimos y lo que sienten hoy la mayoría. Lo que se expresó es una clara voluntad popular de cambio.

Pretender ser la vanguardia iluminada es un defecto muy propio de la izquierda para seguir batiendo el parche sin resolver problemas. Hace rato que venimos diciendo que es necesario modernizar nuestra fuerza política socialdemócrata, sin perder principios ni identidad.

Hemos dado una batalla muy digna, con ideales y convicciones, con principios y propuestas. Pero no supimos (no supe) ver las necesidades que hoy caminan por otro andarivel.

Se sale de la frustración sin sectarismo. Sin renunciar a lo que somos, pero procurando entender lo que pasa a nuestro lado.

Construimos una referencia política y ética. Hay que sostenerla, explicarla y mirar hacia adelante. Se construye con esperanza, preparándonos para merecer lo que hoy no tuvimos. Hay que identificar a quienes podrán hacerse cargo y apoyar. Cooperar para el crecimiento de nuevos liderazgos y PREPARARNOS PARA VOLVER A EMPEZAR.
Regresar