Martes, 11 de Mayo de 2021

Malvinas: Vecinos protestaron en la comisaría de Los Polvorines por los hechos de violencia

Denunciando la violencia política que atribuyen a las patotas de Jesús Cariglino, cientos de vecinos tomaron pacíficamente la sede policial local y lograron que fuera intervenida por la Provincia de Buenos Aires. Apuntan a la pasividad del personal policial ante los episodios denunciados en las últimas horas. El FpV emitió un comunicado con duras críticas a las autoridades municipales.

21-10-2015



A días para los comicios locales, que tendrán lugar el próximo domingo, la campaña toma un color raro por los constantes hechos violencia que tiñen su normal funcionamiento y desnudan los modos del Intendente, Jesús Cariglino.

En las últimas horas, cientos de vecinos repudiaron la inactividad de las fuerzas policiales frente a los graves episodios denunciados, incluyendo los golpes, las amenazas y robos a los militantes de distintos espacios políticos, especialmente el Frente para la Victoria. Esa última fuerza asegura que estos hechos fueron en aumento y llegaron a su pico en los últimos meses, tras las primarias de agosto, que significaron un duro golpe para el jefe comunal.

Cabe recordar que el más votado de las primarias no fue Cariglino, sino el postulante del kirchnerismo, Leonardo Nardini, que llegó a los 40 puntos y pasó la barrera del segundo por 4. Una ventaja importante, mas no definitiva.

El martes a la noche, un grupo de vecinos tomó la comisaría de Los Polvorines, en una pueblada que buscaba un repudio a los sucesos antes descritos. "La manifestación espontánea y masiva detonó cuando en la tarde la reconocida patota del Intendente actual, Jesús Cariglino, desarrolló un brutal ataque contra un grupo de mujeres que repartían las propuestas de Daniel Scioli Presidente, rompiendo comercios y golpeando a los transeúntes y a la Policía Local", dijeron desde el FpV.

Los vecinos, autoconvocados en la puerta de la sede policial, pedían que las autoridades explicaran el por qué de la ausencia de oficiales, como también la posterior inactividad ante las denuncias contra los "punteros cariglinistas que siguen reincidiendo en actos violentos" como esos. "Los vecinos cortaron la calle e ingresaron a la comisaría exigiendo justicia. Los policías que se encontraban en la dependencia retrocedieron ante los manifestantes que tomaron el edificio de manera pacífica", aclaró el frente.

Como consecuencia de esta protesta, el subcomisario Federico Bermann (quien huyó del lugar) fue desplazado de su cargo y el comisario inspector Carlos Ríos sería el nuevo interventor de la comisaría local. La medida fue dispuesta por Julio César Errasquin Coradazzi, que es comisario general superintendente de seguridad en zona norte, hombre del Ministerio de Seguridad bonaerense.

Cariglino, por su parte, no cantó presente en el lugar, aunque sí acudió su rival camino a la jornada electoral del 25 de octubre, Nardini.

"Los hechos son lamentables y ponen en jaque la vida democrática del distrito; esto sólo sirve para instalar el miedo y no se puede elegir libremente si se vive con temor. Por eso el pedido de los vecinos es el desplazamiento de la vieja política por una nueva que garantice la libertad de expresión y el respeto por la diversidad de pensamiento", manifestó el aspirante a Intendente.

Hacia la medianoche, cuando concluía un día indudablemente agitado, los manifestantes empezaron a abandonar el lugar lentamente luego de conocer que la dependencia había sido intervenida por la cartera de seguridad provincial, a cargo de Alejandro Granados. "Se marcharon con la esperanza de que se empiece a hacer justicia en las calles del distrito", apuntaron en el FpV.
Regresar